Ser padres “cool” (II / IV)

https://www.sophya.es/ser-padres-muy-cool/

padres cool y ademas padres responsables
Según Wikipedia, en español el adjetivo "cool", puede entenderse como  algo o alguien excelente, genial y principalmente tiene también el significado de:

"estar en la onda del momento".

Muchos padres cuando sus hijos crecen y empiezan a ser pre-adolescentes, quieren conseguir de  ellos que  les identifiquen como unos "padres muy cool".

Esto siempre será estupendo, mientras no atravesemos la linea roja de la distancia que debe existir siempre entre unos padres y sus hijos. Por que una vez a travesada la línea, descubres que los hijos se han convertido en "los patrones" y los padres han pasado a ser "los marineros".

-Y todos sabemos que donde hay "patrón" no manda "marinero"-

Los padres y solo ellos, son los que  deben saber quien maneja la barca de su familia, con independencia, de la situación familiar, profesional, económica, emocional y afectiva de  cada momento.

Si dejas que tus hijos sean los patrones del barco de tu familia, has dejado a tus hijos sin el capitán  que ellos esperan y necesitan tener.

Ser un "padre cool" , hoy en día,  es "estar en la onda",  pero ello  te marca un ritmo y una distancia que debemos vigilar permanentemente.

Ser un "padre cool o guay " es ser un padre "políticamente correcto con la sociedad".

Si como padres nos dejamos llevar demasiado por esta tendencia, entonces correremos el peligro de perder  como "padres responsables" lo que hayamos creído haber ganado como " padres cool".

No siempre ser " un padre cool" es compatible al 100%  con ser un " padre responsable", pero si reflexionas  sobre lo que   cada hijo espera de su padre, descubres que  también hay planteamientos  que pueden ser siempre compatibles con hacer que la educación de tus hijos sea a  la vez  mas cercana y positiva.

Ríe con ellos, llora con ellos, habla con ellos, reza con ellos, canta o silba con ellos, pasea o haz deporte  y sobre todo dales las gracias porque están a tu lado  y si fuera necesario, pídeles perdón -calmadamente- cuando no hayas sabido estar a la altura de las circunstancias.

Felicidades a los "padres cool",

que además son "padres responsables"

image_pdfimage_print

5 Respuestas

  1. Luis
    Gracias Sara, me viene al pelo tu comentario, me llevo muy bien con mis hijos y tenemos mucha complicidad pero como tú dices hay un límite. Y estoy en Madrid y la familia en la playa y hoy mi hijo de 14 años le ha faltado al respeto a su madre y para más inri delante de su abuelo materno. Vale, hay que entender lo de las hormonas y tal y tal, pero le he metido al nene una filípica por chat, tan DURA que me ha dolido más a mí que a él. Y como estamos en el mismo rollito los padres y los hijos, hay que entenderse, y como le entiendo, aparte del estandar de decirle que pida perdón a su madre y a su abuelo, también le he dicho que sé positivamente que cuando lo haya hecho, prueba superada y a otra cosa mariposa, y que a ver cual es el siguiente plan con mis colegas. Le he dicho que es una vergüenza y un deshecho egoista prototipo de estos tiempos y que en la calle va a ser mucho más libre para hacerlo, que es donde se va a ir porque ya van dos y no va a haber tres. No debo omitir que es muy buen chaval, de verdad que lo es, ha sido una salida de tono inhabitual y está en esa edad en que no se aguantan ni ellos mismos; lo cual no es excusa para permitir comportamientos que si bien toda madre perdona, en el futuro le harán infeliz, a él y a los que le rodean. Así que le he dicho que ni buen rollito ni leches, y que como haya una tercera se va a enterar en vivo y en directo del significado cobarde y de tio mierda de su comportamiento. Lo anterior, queridos leyentes puede parecer excesivo y políticamente incorrecto, no voy a entrar en disquisiciones educativas, es más sencillo que todo eso, los hay que no aguantan la mala educación, espina dorsal de tus relaciones con los demás y con la vida, y también los hay que o no tienen tiempo, o no les importa o lo dejan pasar como pura anécdota. Le he puesto las pilas al niño hablando su mismo lenguaje y no ha sido plato de gusto, porque insisto que es buen chico y no da problema ninguno, pero cuando salta la alarma, manguerazo. Y vamos a dejarnos de gilipolleces de conversar relajadamente del asunto reunidos los padres y el niño, sin presión y en un ambiente de comprensión y búsqueda de la raiz psicoanalítica de su impulso. O sea, lo perfecto para que la criatura se quede tan pancho. O es que nadie ha tenido nunca 14 años? Hay que ver. Beso fuerte Sara... Luis...
  2. gema
    Las familias cool quedan muy bien de escaparate o portada de revista. Se observa lo perfecto cuando hay calma, cuando los adolescentes que luchan por boicotear el barco; no se puede ser cool. Lamento muchas veces el exceso de autoritarismo pero hay que compensar. Ayer vimos en familia Peter Pan nos reímos pequeños y mayores.
  3. Sara Garrido
    Hola Sara. Yo soy madre responsable y eso incluye dejar que mi crío tenga sus propias experiencias. Es decir, tiene bastante libertad para muchas cosas. Sin embargo tiene sólo cinco años y por el momento muchas reglas, pues creo que es mi responsabilidad educarle en inteligencia emocional y en elegir pensamientos y reacciones productivas: es decir, en muchas ocasiones soy muy dura. Creo que primero hay que ser responsables, y una de las responsabilidades es dejarles ser, así que puede que siendo responsables seamos también "cool". Sin embargo, creo que esta es una pregunta muy abierta puesto que cada padre entenderá la responsabilidad maternal de una manera.
  4. Peter
    Analicemos un poquito la palabra "cool" llevada al seno de la paternidad. ¿Es posible?. Es muy difícil ser padre en este zafarrancho de valores maltratados, donde nuestros hijos se sienten fustigados y zarandeados, mediaticamente y en la propia calle. La verdad es que los padres también están en el centro de la vorágine y tienen derecho a dudar en el ejercicio de su autoridad. Hoy los novios cuando se disponen a casarse, parece que es imprescindible asistir a un curso pre-matrimonial, pero faltaría completarlo, con otro curso de inmediata importancia para "el hacer con los hijos",vengan ó no vengan, yasí emprender la fascinante aventura de participar con objetivos comunes en la creación. Sería necesario no faltar a clase y al final del cursillo ¡OJO! el Master lo terminaría sellando la propia sabiduría. En este caso ser padres" cool" podría ser con el conocimiento fácil de poner lo sabido en práctica: criarlos,disfrutar, trabajar ambos , dormir poco y cuando se pueda -hoy tú, mañana yo-, regla de oro , basada en la búsqueda de la verdad de la vida en la educación, el amor y el sacrificio como regla de oro
  5. Montserrat Torres Torres
    Respondiendo a tú pregunta: NO Tengo 3 hijos (2 chicas y 1 chico) y siempre he tenido claro que sobre todo soy su madre. Por supuesto me encantan los momentos en los que me catalogan como su mejor amiga y me piden consejos; además de contarme muchas cosas (sé muy bien que no todas). Sin embargo, en casa siempre han existido normas que no se podían romper y otras menos rígidas que se negociaban. A medida que han ido creciendo, he ido imponiendo (si, digo imponer) nuevas reglas y han quedado obsoletas otras... Debido a mi profesión, les he dedicado poco tiempo, pero he procurado siempre que fuera de calidad. He fomentado su independencia desde el primer momento, dándole responsabilidades a medida que crecían. Cuando alguno no cumplía alguna norma, teníamos una reunión en la que exponía sus razones y las debatíamos (aún siendo muy pequeños, te puede asombrar su capacidad de razonamiento) La mayoría de las veces eran ellos mismos los que se imponían el castigo por haber saltado la regla. Esto les ha hecho personas muy críticas consigo mismas y con lo que les rodea; siendo capaces de valorar sus posibilidades y abordar riesgos con intención de plantear cambios. Tengo amig@s cuyo comportamiento con los hijos ha ido más por el lado "cool" y la verdad que los resultados no los quiero yo para mis hijos. A lo mejor hubiera sido el mismo o similar, en el caso de que se hubieran comportado como padres responsables; pero sinceramente creo que a los críos hay que ponerles normas y hacérselas cumplir. Como padres responsables es fundamental saber hacerles crecer en responsabilidad y gestión de su libertad. Debemos tener claro que a un chic@ de 18 años tienes poco que decirle o inculcarle si no lo has hecho antes...a esa edad toca escuchar y compartir; pero la educación ya tiene que estar hecha. Montserrat.

Agregar comentario