Emprendedores a los 20 ( IV/IV )

https://www.sophya.es/jovenes-emprendedores-los-20/

Copyright foto: Pablo Pérez-Tomé

Debe de haber muy pocos padres que quieran mantener en casa  a su hijo sin hacer nada de por vida.

Entre otras cosas porque tenemos que prepararles para el futuro, ya que el día de mañana se enfrentarán con que muy pocos jefes querrán tener en un despacho a un  parásito-adulto con contrato indefinido.

A veces, y sin ninguna mala intención, sino por un cariño mal entendido, los padres mantenemos retenidos a cada uno de nuestros hijos.

Así parece que los padres nos sentimos mas útiles y más importantes para ellos, y  si seguimos queriéndoles como cuando eran bebés,  les hacemos "un flaco favor".

Si lo que queremos es que nuestros hijos sean autónomos, independientes y que voluntariamente  rechacen "chupar del bote" lo más posible, entonces debemos prepararles para ello.

"El emprendedor no  nace, se hace".

y a los 20  ya  se puede vislumbrar  "madera de emprendedor".

Los  hijos pueden nacer más o menos inteligentes, más o menos trabajadores, pero nunca nacerán con la semilla del  "esfuerzo personal". Esta semilla se adquiere con una educación que te enseñe a poner:

la inteligencia y la voluntad al servicio del

"esfuerzo por conseguir una meta"

El paso del adolescente de 14 años al emprendedor de  20,  no se alcanza solo cuando se consigue un título, un idioma, o por tener carnet de  conducir o poder votar cuando toca.

Ser  emprendedor a los 20, es llegar a saber disfrutar por conseguir un verdadero desarrollo personal autónomo, responsable y de pleno derecho.

Pero no todos  los resultados serán iguales para todos:

LA IGUALDAD DE OPORTUNIDADES NO GARANTIZA IGUALDAD DE RESULTADOS.

-SERÍA INJUSTO PARA TODOS-

La diversidad de personas, produce también diversidad de resultados,

y  la igualdad de objetivos produce también pluralidad de valores educativos

dentro de cada familia.

Cada hijo, con nuestra ayuda, debe  aprender a identificar y descifrar los distintos retos y posibilidades de su futura vida.

Algunas sugerencias básicas  para padres que quieran educar y formar emprendedores  de 20:

  • Enseñarles que en la vida no siempre se consigue todo lo que uno  quiere y no por ello tiene que frustrarse.
  • Convencerles de que la falta de recursos materiales o económicos no siempre es una desventaja para sus metas futuras, es mas puede ser un buen acicate para querer superarse a sí mismo.
  • Demostrarles con experiencias propias, que la sobreabundancia anestesia la intuición y el afán de superación.
  • Vigilarles para que no coman, beban y duerman, dándole al cuerpo todo  lo que les pida, especialmente durante su adolescencia, ya que la "vida buena" -que no la "buena vida"- no se forja solo desde el cuidado del cuerpo sino también de la cabeza y el corazón.
  • Fomentarles el encontrar actividades voluntarias y gratuitas, donde se les pueda necesitar, y así descubrir que ayudar a otros nos enriquece y fomenta mucho más nuestras iniciativas personales.
  • Hacerles partícipes activamente de planes familiares donde ellos puedan ser no solo protagonistas, sino también responsables de la buena evolución de los mismos; y donde los padres puedan, en cierta medida, quedar en segundo plano y pasar a depender del buen hacer de la gestión de sus hijos.
  • Acostumbrarles a saber aprovechar los momentos de confusión o conflicto para que aprendan  a resolverlos por sí mismos y a tomar decisiones, implicándose con todas sus capacidades, sin esperar a que "papá o mamá" se lo solucionen.
  • Promocionar que haya encargos permanentes en la familia que sean útiles para todos y no solo para lo que les venga bien a "papá o a mamá".
  • DESTERRAR de la familia la frase: "NO ME APETECE"

Con todo esto y mucho más, los padres contribuiremos a enseñarles  a nuestros hijos a  no conformarse con ciertas costumbres demasiado confortables y/o  asociales pre-establecidas, para que puedan llegar a  transformarse pronto en:

" jóvenes  emprendedores a  los 20".

Saber romper y transgredir las etiquetas impuestas del estilo de vida de algunos jóvenes de hoy, da fuerza, fomenta el espíritu activamente crítico y da amplitud de miras para superar con creces el ánimo y la eficacia  de algunos jóvenes "despistados o indignados" que no saben hacia donde dirigir sus vidas.

No es de emprendedores estar" indignados" esperando a que:

-"papá Estado me solucione la vida"-

Si es de emprendedores ser optimista y saber ver más allá de los momentos de crisis actuales:

con acciones individuales y/o conjuntas  en positivo.

Cuando un joven se para, para no hacer nada, termina convirtiéndose en:

-un gran contenedor de basura personal desechable, con ideas sin razón y sin contenido potencial alguno-

En estos momentos la sociedad " no se puede permitir el lujo", de que se pare  el talento juvenil, a cambio de protestas frontistas e  inactivas que solo inculpan a los demás.

La indignación auténtica, debe realizarse llenando tu mochila de ideas razonadas y razonables,  trabajo y esfuerzo, que convierta a cada joven en un emprendedor a los 20.

"Porque tú lo vales",  hoy en día no es suficiente.

Joven emprendedor de 20, ponte en marcha y aléjate de:

"la indignación pasiva y alienante de unos pocos".

Los emprendedores a los 20 saben que sus recursos deben ser reales y efectivos con:

  • su forma de saber trabajar.
  • su corazón puesto en el objetivo de lo que quieres llegar a ser y así te convertirás en:

un emprendedor desde los 20 hasta los 95 y más.

Todo lo demás, es pura ideología, demagogia, y falta de educación en valores morales.

" no están todos los que son" pero "sí son emprendedores a los 20, todos o casi todos los jóvenes de la JMJ que están" reunidos visitando  Madrid esta semana calurosa de agosto.

image_pdfimage_print

Los comentarios están cerrados.