La nueva paternidad destierra tanto al “padre ausente” como al “padre Disney”.

https://www.sophya.es/la-nueva-paternidad-destierra-al-padre-ausente-y-al-padre-disney/

nueva paternidad dia del Padre Sophya

 Los hombres de hoy dicen no,  al "padre ausente" y al "padre Disney".

Ni el embarazo ni la lactancia  son territorio de los padres, pero todo lo demás que está relacionado con la organización de su familia y la educación de sus hijos, claro que si puede ser  territorio compartido de los padres con las madres al 100%... son tiempos de cambio:

  • El padre de hoy no quiere ser el prototipo del padre de ayer... El padre de hoy quiere ser diferente. Porque el  padre de hoy pide una revolución familiar en su nuevo rol de padre.
  • El padre de hoy quiere y disfruta cuando achucha a sus hijos. El padre de hoy es un padre que sabe y quiere llorar, reír, abrazar, jugar y rezar  junto a sus hijos.
  • El padre de hoy intenta alcanzar  todos los días el difícil equilibrio que debe haber entre el autoritarismo, la permisividad y el absentismo a la hora de querer educar a sus hijos siendo cercano, tierno y hasta dulce... pero también firme cuando lo requiera  su rol de padre.
  • El padre de hoy quiere tener una agenda familiar complementaria a la de la madre.
  • El padre de hoy  no quiere ser ni "un Padre ausente" ni "un padre Disney" y si quiere  tener como padre 3 señas de identidad en las relaciones con sus hijos:

 sensatez+ternura+acompañamiento

 Para el padre de hoy llegar a conocer  y ser consciente en que grado y en que medida son necesarias estas 3 claves durante  la infancia y la adolescencia de los hijos,  ayuda y mucho para saber como hacerse

"responsable como padre del buen hacer y querer en cada uno de sus hijos

porque este tiempo es un tiempo irrepetible

y todo el cariño que no le des hoy, se perderá para siempre,

a sabiendas de que no hay un modelo único para ser un padre de hoy perfecto"

 

La nueva Paternidad, es ya un cambio real de la actitud personal y social de los hombres y las mujeres ante el hasta hora "único y reconocido de  la madre ante el nacimiento y educación de cada hijo", ya que ahora tanto el padre como la madre deben hacer equipo porque tienen los mucho que aportar.

Los padres que hacen equipo en la educación de sus hijos, no deben sentir esta responsabilidad como si fuera una mochila llena de piedras. Cuando uno se siente madre y/o padre en positivo, sabe que podrá acertar o equivocarse pero que:

Los hijos de hoy no quieren que al lado de su mama haya "un papá Disney" ni "un papá ausente". Antes los padres delegaban la educación en las madres y eran padres proveedores ausentes, hoy sin embargo la sociedad consumista y materialista de hoy ha convertido a

"muchos papás en "padres Disney" convirtiéndose así en conseguidores de caprichos enlatados mas que proveedores de valores"

Si quieres no ser un "padre Disney" o un "padre ausente", has de saber que en algún momento también tendrás que poner limites a los caprichos  de tus hijos, teniendo que aportarle los valores necesarios que neutralicen la tendencia natural de la sociedad del bienestar hacia el confort y la comodidad.

El padre de hoy  intenta conseguir que se cambie la imagen que se tenía hasta ahora de que "la masculinidad está unida a la falta de afectos y a la violencia". Con este logro social y familiar, le sera mas fácil  dar a sus hijos una muy buena y mas completa educación desde la nueva paternidad.

El padre de hoy debe ser el primer en convencerse de la educación positiva y en valores que quiere enseñar a su hijo. Ser un "padre Disney"  o un "padre ausente" no ayudará a tu hijo a ser "un buen padre en el futuro".

Desde una nueva paternidad global dales a tus hijos como padre, los 3 valores  que el nuevo modelo de padre que nuestra sociedad necesita:

sensatez+ternura+acompañamiento

Hay una revolución pacífica que puede cambiar nuestro mundo: la de muchos hombres que no quieren perderse esa etapa maravillosa que es la infancia de sus hijos, y se involucran activamente en la crianza junto con la madre. Coloquio entre Gregorio Luri, profesor de Filosofía de la Universidad Nacional de Educación a Distancia y autor de "Mejor educados: el arte de educar con sentido común"; Mireia Long, madre, profesora y periodista, está especializada en antropología de la crianza y la educación; y Ramon Soler, psicólogo, experto en las etapas infantil, pre y perinatal, y coautor de "Una nueva paternidad".

Debate muy interesante en TVE 2 sobre la nueva paternidad (pincha aquí)

 

4 Respuestas

  1. Maite Cantón Santana
    La sociedad va avanzando y cambiando. Y se ha dado cuenta de la importancia del padre para el bien de sus hijos.Pienso que la unión de ambas personas para formar a sus hijos de manera equilibrada es lo mejor. Siempre respetando al contrario y sus opiniones. Claro, que ojalá haya muchos padres así, hacen faltas buenos padres, padres sanos y fuertes...porque abunda más bien otra cosa. Con lo fácil que es la vida, quien la complica es sólo el ser humano. No me refiero ni a los padres ni a las madres. Si no a personas que se suponen asumen un compromiso y luego, lo rompen, vienen los líos, los niños de por medio. En fin, un caos. No juzgo, sólo comento. Yo no sé los motivos de nada ni de nadie. Del amor al odio, hay un paso. Bien lo dice el dicho. No obstante hay personas que llevan muy bien y felizmente sus matrimonios. En esos me centro como ejemplo, El otro día un señor de 80 años había salido a comprarle un detalle a su mujer. Nos contó a una amiga y a mi ,en la parada del bus, que celebraba las bodas de Oro. La pregunté cuál era su secreto y respondió: el cariño, el respeto siempre, la confianza, la felicidad en presente...algo así como el Carpe Diem...yo no sé por qué en unos funciona y en otros no. No sé cuál es el secreto. Influyen muchos factores....pero este Señor respiraba juventud en todo su ser. Me fijé en sus manos, su cuerpo, respiraba una alegría palpable y serena como del deber cumplido. Tenía una mirada limpia y cristalina propia de la juventud....Él se sentía afortunado y orgulloso de ser marido de "una mujer guapísima, padre de 3 hijos· y abuelo". jajaja. Él lo dijo así...Me encantó su relato frente al mar.
    • admin
      Gracias Maite por tu comentario. Es muy edificante esperanzador y sobre todo que una mujer hable asi de los hombres es un lujo.
  2. Octavio Alaez
    Si creo que ha habido un cambio. Existe un cambio, porque la sociedad cambia y en muchas cosas para bien. Yo le quitaría el nombre de "Disney" y le pondría el de "Play". Efectivamente, el absentismo es el gran problema. También el creciente "double income no kids" y el que a muchos padres les coge mayorcitos. Me viene a la cabeza una frase de un actor de Hollywood, Warren Beatty, que tuvo un hijo muy tarde de una de sus relaciones. Siempre se había movido en el glamour de Hollywood, con mujer 10 y cochazos impresonantes y con mansiones de ensueño. Su comentario fue que jamas hubiera imaginado que algo de tan increiblemente accesible pudiera dar una felicidad tan inmensamente grande que hacia ridiculas las satisfacciones que había tenido anteriormente con todas esas super modelos, coches, mansiones y fama. Octavio Alaez
  3. Ana
    Gracias por tu escrito Sofía. Siempre nos avisas de los riesgos de tomar la misión del papá equivocadamente y nos abres el camino adecuado para la felicidad familiar. Yo creo sinceramente que lo importante es la concienciación de los padres fundamentalmente para luchar en el camino correcto. Digo luchar porque está claro que lo fácil es el absentismo, el papá Disney de vez en cuando para tapar el agujero de su presencia. Esa concienciación lleva a dar un paso para arriesgar por la familia, dejando cosas que seguro resultan placenteras o dan unas falsas recompensas que atan. En definitiva, el que puede donarse es porque se le ha dado la libertad. Ahí mi experiencia es el Amor de Jesucristo que ha roto mis ataduras y las de mi marido. Hoy también lo vivo cuando realmente actúa en mi vida. Y con ese Amor se producen los milagros en las situaciones imposibles. Animo a todos los padres en su misión intrasferible!!!

Agregar comentario