Sonrisas a domicilio

https://www.sophya.es/sonria-por-favor/

Quizás sea un problema cultural y educativo, pero parece que siempre  guardamos nuestra mejor sonrisa para los de fuera de casa y/0  para intentar conseguir algo de alguien mas fácilmente.Por este mismo motivo, la mayoría de los días no intentamos instalar la sonrisa como un  acto  reflejo:

-Entrar y salir por la puerta de nuestra casa siempre sonriendo-

La sonrisa no necesita de especiales habilidades físicas, pero si que necesita de nuestra actitud personal y desinteresada.

Todos sabemos que una sonrisa, "allana muchos caminos difíciles".

Al  igual que los ojos son "el espejo del alma",

la sonrisa puede ser " la poesía de nuestra tolerancia interior"

Uno no sonríe sin querer, sonríe porque quiere sonreír.

La sonrisa tiene dos lecturas, la del que sonríe para hacer daño y su cara es una mueca de la burla o la ironía, una sonrisa forzada es una careta a la vista de cualquiera;  o la del que sonríe para intentar  "meterse en el zapato" del otro.

-La sonrisa del irónico es siempre para hacer daño-

Una sonrisa forzada es una careta a la vista de cualquiera.

La  gente que habitualmente tiene un "semblante risueño", no suelen ser personas que generan conflictos ni caen mal  a los demás. Es mas suelen tener fama de amables, simpáticos y además parece  que gracias a su sonrisa tampoco  les cuesta hacer favores porque su cara sonriente invita a la facilidad por hacer favores.

La persona que sonríe no es ni solo optimista, ni solo alegre, ni solo está contenta.

Es un persona que dona parte de su esfuerzo para ser ella feliz y hacer felices a los demás. La voluntad de sonreír es mucho mas que sentirse a gusto y querer decirle a los demás algo.

  • Sonreír minimiza la tensión ambiental.
  • La sonrisa también ayuda a minimizar  la brusquedad de nuestro lenguaje o nuestros gestos corporales.
  • No es lo mismo preguntar o pedir  algo  sonriendo que sin expresión en la cara.
  • No es lo mismo perdonar o pedir perdón si lo haces  sonriendo.
  • No es lo mismo corregir o rectificar sonriendo.
  • No es lo mismo hacer un favor sin sonreír que sonriendo.

El acto de sonreír  sino es con amor, respeto y cariño es una burla sarcástica hacia los demás.  La sonrisa es un buen instrumento de auto-control de nuestras emociones.

En definitiva, si te convences de que sonreír tiene mas ventajas que inconvenientes :

-SONRÍE POR FAVOR-

REGALA LA MEJOR DE TUS SONRISAS PRIMERO A TU FAMILIA,

Y LUEGO TAMBIÉN A TU JEFE/A, A  TU CLIENTE O A TU NOVIO/A

VÍDEO SOBRE LA IMPORTANCIA DE LA INTELIGENCIA EMOCIONAL EN NUESTRAS VIDAS:

 

 

8 Respuestas

  1. teresa
    La sonrisa es, en palabras de Teresa de Calcuta, el resguardo más eficaz además de un síntoma de inteligencia emocional (que no es tanto innata sino fruto del esfuerzo individual por controlar las emociones y encauzarlas positivamente). Qué distinto es dibujar una sonrisa en un rostro (convirtiéndolo en careta) que hacerla brotar desde dentro de manera sincera. Estoy Sara muy de acuerdo con que ello requiere de una actitud personal y desinteresada e incluso diría que ello implica hacer abstracción de nuestros estados de ánimo.
  2. carlos molina
    Creo que el tema del que tratas es FUNDAMENTAL. No sólo haces la vida más agradable a los demás, tanto en momentos duros como relajados, sino que uno mismo cambia su actitud respecto a la vida. La alegría no hay que confundirla con la risa, no hay mas que mirar al ejemplo de gentes que son queridas por todo el mundo, en todos los países y por individuos de todas las religiones: Madre Teresa de Calcuta, el Papa Juan Pablo II, Gandhi, y otros mas que también han alegrado con su vida la existencia de tantos.
  3. Rosa Montenegro Bernárdez
    La sonrisa, hoy más que nunca, es un servicio a la sociedad!! Se curan muchas heridas sonriendo! La sonrisa es generadora de ideas!! Gracias por tu blog, me parece genial!!
  4. Peter
    Hay gente que la sonrisa no la ejerce nunca, ni dentro de casa ni fuera, es más extreman esta actitud en la calle. Grave error, hoy más que nunca se necesita este ademán, la vida lo reclama y lo agradece: por una parte se necesita por justicia y por derecho del trabajo ó servicio recibido ( taxistas, agentes, conserjes, sanitarios, todo el campo de servicios varios) todos necesitan de este gesto, como tú y como yo. Las personas lo notan y se agradece muchísimo, no al gesto estereotipado del anuncio de un dentífrico, si, a la inclinación de cabeza, posición de las manos,tono de voz. La sonrisa válida puede ser real en una cara seria y en un discreta corrección y hasta en un silencio amable, nunca una especie de mueca que pueda ejercer efecto contrario. El último punto de vista, para que resulte natural es como dice Sara Pérez-Tomé parte de la iniciación en la vida, dentro de la familia. El colegio puede complementar aunque no es su objetivo prioritario, en la universidad es más difícil y en el mundo laboral...la cosa se complica.. Cuando se viaja se aprecia como los que atienden en servicios varios, demandan con renovada ilusión tus sonrisas. Son como dardos de cariño y lo mejor es que una sonrisa habitual ejerce efecto "bumeran". Muchas gracias por tus aportaciones Sara.
  5. SARA-Sophya
    No negar una sonrisa supone en algunos casos un acto heroico de nuestra voluntad. Ése control y autodominio de nosotros mismos hasta para sonreír es una cualidad humana por excelencia. Gracias por vuestros comentarios. Sara
  6. Maite Cantón
    A veces es un sacrificio, como todo. Supone ser capaces de vencernos en algo que a lo mejor nos cuesta. Igual, cuando cogemos el metro todos adormilados en plena mañana sin un sorbo de café, nos cueste mucho sonreír al de al lado. jiji. Pero si queremos se puede. Y la verdad es que contestando a la pregunta, no, se sonríe poco y creo que a veces no somos oportunos. Siempre se puede sonreír más y mejor. Maite Cantón
  7. SARA-Sophya
    Tienes razón Maite,Hemos dejado de sonreír mas desde que el ritmo de vida que llevamos nos supone un sacrificio mas pensar en los demás como en nosotros mismos. El hombre en general ha perdido mucho desde que hemos cambiado la cultura del esfuerzo por la cultura del bienestar personal. Sara
  8. Maite Cantón
    Bueno, sí que es verdad. Vivimos en una sociedad bastante relativista. Con escasos planteamientos espirituales. Entre algunos caracteres se ve más ese querer ocuparse sólo para uno. Sin embargo, pienso que ambas culturas no son incompatibles.No es incompatible esforzarse mucho mucho mucho si luego el fin de semana uno planea un viaje de sky en buena compañía o no sé dormir el día entero.Zzzzzzzzzzzzzz. Ummmm....el esfuerzo exige disciplina. Falla la disciplina. ¿Somos quizás mentalmente débiles ? Nos dejamos embriagar por el ambiente. ¿ A quién no le gusta lo bueno? ¿ Lo bueno ? Pero la cuestión es ¿qué es lo bueno? lo fácil, lo que cuesta...La cultura de todo lo bueno es la que debemos dotar de sentido. Maite Cantón

Agregar comentario