Antes y después de la Blackberry, también había y hay más vida (II/III)

La adicción a la blackberry es un problema de niños y adultos

 

Hemos empezado el nuevo año, seguro que con nuevos aparatos tecnológicos que ya forman una parte muy importante de nuestra vida personal, laboral y familiar.

Estamos viviendo unos momentos de tantos cambios, que no nos da tiempo a asimilar los últimos avances cuando ya se han quedado obsoletos con un nuevo modelo de alta tecnología al alcance nuestro y también de nuestros hijos. Pero no nos engañemos preocupándonos solo de los niños, el problema no solo está en ellos.

 

La causa primera del problema somos nosotros los adultos, que con más recursos para saber seleccionar y administrar nuestros intereses vivimos una vida demasiado enganchada a una máquina que no siempre es nuestra mejor aliada 

 

Este post titulado, antes y después de la Blackberry también había y hay más vida, forma parte de una cadena de artículos que quieren intentar conseguir ser una llamada de atención para que no nos dejemos atrapar solo por lo atrayente de la comunicación permanente vía 3G

Una 2ª hipoteca con avales personales: tu teléfono inteligente (I/III)

El "modo vuelo" está en tus manos (III/III)

image_pdfimage_print

0 Respuestas

  1. [...] Los WhatsApp (WS) no tienen corazón y no ayudan a “llevarnos bien…” . Leer más. [...]

Agregar comentario