Vivir amando

Se acerca, al menos en España, una fecha muy relacionada con el amor “el día de los enamorados”

 

Este día tiene muchos seguidores y tiene también muchos detractores. Los detractores suelen argumentar que o bien “ya no creen en el amor a base de decepciones personales”  o que “si creen en el amor pero les molesta tener que celebrarlo un día al año”.

Sean por lo motivos que sean, sabemos que el día 14 de Febrero el que quiera puede celebrar el día de los enamorados.

Estar enamorado, se puede entender como si el amor estuviera dentro de ti, o que tu quieres estar dentro de lo que todos entendemos por amor. Lo que pasa actualmente es que el verbo amar esta muy “sobado” y “desgastado” por un uso inadecuado. El sentimentalismo actual,  hace que los sentimientos de amor se desbordan hacia mascotas, plantas, coches, tartas, países, dinero, etc

 

La capacidad de amar y ser amado solo es adecuado entre personas libres y conscientes de su propia existencia

 

No puedes elegir por amor, ni vivir amando, sin consciencia ni libertad personal. Ni al perro ni al dinero ni a los coches puedes llegar a amarlos. Puedes elegir cosas que te gustan, pero no existe reciprocidad en las elecciones entre personas y cosas.

Las cosas no son conscientes de tu interés por ellas. Las cosas cuando son elegidas por ti ellas por si mismas no pueden corresponderte, porque son solo cosas. Las cosas nunca van a poder ser conscientes de su propia su existencia por lo tanto tampoco son conscientes de tu interés por ellas. No te equivoques a las cosas solo las eliges tú.

 

Solo cuando eliges a las personas  para vivir amando es cuando  puedes ser correspondido

 

Este es nuestro tesoro como hombres, aunque haya gente que todavía no lo haya descubierto:

Amamos porque somos libres, porque somos conscientes de que somos hombres con capacidad para amar a otros y ejercemos esa capacidad eligiendo a alguien que nos gusta y con la que de manera mutua queremos vivir amándonos.

 

Cuando una pareja tiene problemas de vivir amandose, en algunos casos es porque a lo mejor, solo uno de los dos el que ha elegido al otro pero no han sido elegidos mutuamente.

Es importante que para ejercer esta capacidad de elegir, todos debemos haber pasado por un proceso de maduración afectiva y emocional que solo se obtiene con el paso de los años y nuestro interés por la perfección personal de saber la verdad de lo que queremos hacer con nuestra vida presente y futura.

Si te gustan las tartas, podrás elegir entre todas las que estén a tu alcance, la tarta de chocolate que mas te gusta pero no habrá mas, te la comes, disfrutas de ella y ya está, no hay mas trascendencia en tu elección.

Si te gustan los coches, podrás elegir el coche que mas te gusta dentro de los que puedes pagar,  sueñas con el coche, puede que lo compres pero no habrá mas. La trascendencia en la compra de tu coche solo se apoyará en el dinero del seguro que tienes que pagar mientras tengas el coche en circulación.

  • Si te gustan las mujeres y/o los hombres, podrás elegir que tipo de persona te gusta, si puedes elegirás a la mujer o el hombre ideal para tu vida.
  • Una vez que le hayas encontrado y elegido y te hayan elegido a ti, entonces empieza una nueva forma de vivir: ” amando por amor”. Esta elección si que tiene desde el principio  transcendencia porque ” amar por amor es ya símbolo de trascendencia” 
  • “Amando por amor” hace que tus actos  empiezan a trascender a tus elecciones, de tal manera que cuanto mas perfecto seas en tu forma de amar, mas perfecto serás como persona amante.

 

Las 5 claves que te ayudan a “vivir amando” son:

la admiración, la paciencia, la ternura, la pasión y la compasión.

Los 5 enemigos que te impiden poder seguir “vivir amando” son:

la rutina, la susceptibilidad, la desilusión, la apatía, y el desánimo.

 

Cuando os sintáis mal y no sintáis que “vivís amando”, buscar en cual de las 5 claves os estáis fallando el uno al otro y cual de los 5 enemigos os están impidiendo “vivir amando”, (si no sabéis identificar cuales son las claves y los enemigos de tu falta de felicidad, pide ayuda pero no te pares.)

Ponte en marcha acompañado o en solitario para poder volver a recuperar tu admiración, paciencia, ternura, pasión y compasión propias de poder seguir “vivir amando”.

“Vivir amando” por amor, te trasciende a tu propia existencia porque esta forma de vivir el  amor entre “personas enamoradas”, siempre deja huella en la familia que formes y en la sociedad que te rodea.

 

¿Crees todavía que celebrar un día al año el “día de vivir enamorados” es frívolo o innecesario para la sociedad desenamorada en la vivimos?

Vivir amando Sophya