Capas de cebolla que te esconden

“Si uno no vive como piensa acaba pensando como vive…”

Algunas malas experiencias de cuando eras joven o menos joven pueden irte haciendo hermético a tu entorno con el único fin de protegerte de las agresiones exteriores.

Crees que te vas protegiendo de los demás poniéndote poco a poco sobre tu “esqueleto emocional” múltiples capas de cebolla que conseguirán protegerte o aislarte en tu vida social y laboral y por supuesto conseguirán también condicionarte en tu trato familiar presente.

Hoy en día ser uno mismo y con todas sus consecuencias, es un acto que en algunos casos resulta hasta heroico. Con las capas de cebolla que te pones corres el riesgo de poder consentirte a ti mismo ser infiel a determinados valores y proyectos…

“Tus capas de cebolla exteriores te  protegen de tus incoherencias interiores”

y así ser infiel a uno mismo te resultara fácil porque eres tu y solo tu eres el que sabe de tus infidelidades cada vez que te miras al espejo. Cualquier infidelidad a tus principios es sinónimo de ruptura interior y exterior con uno mismo y con los demás.

“Tener armonía y unidad de vida nos produce  congruencia  entre lo que somos, lo que pensamos y lo que actuamos”

Normalmente empezamos poniéndonos capas, primero en el trabajo, luego con los amigos, después con nuestra pareja y al final también con nuestros hijos. Ponernos capas nos ayuda a no descubrir todas nuestras cartas a los demás para que así nadie nos diga lo que debemos hacer…Montar una capa sobre otra capa en nuestra vida produce un distanciamiento afectivo y emocional que nos mantiene cada vez mas alejados de los demás.

Si  construimos el edificio de nuestra vida personal y familiar solo sobre la respetabilidad, un determinado estatus, o un reconocido prestigio estamos amueblando nuestro inmueble sobre ciertos valores materiales que nos hacen creer solo estos valores son las 3 necesidades importantes para vivir en sociedad y por ese mismo rasero clasificaremos a la gente que nos rodea. La amistad y las relaciones familiares se instrumentalizan, poniéndolas al servicio solo del éxito social y los beneficios materiales.

Nuestro objetivo no debia ser otro que el de ser nosotros mismos  y saber estar por encima de la burbuja social que nos rodea.

Si uno se para a mirarse en el espejo y lo que ve no lo reconoce como suyo, es hora de pensar que tiene demasiadas capas de cebolla sobre su esqueleto. Algunas de estas capas,  afectan directamente a nuestro físico gracias a la  la cirugía estética, y se utilizan para intentar disimular lo que ya eres; otras capas son los hobbys individualistas que te aíslan del resto…, otras más serían los fracasos asumidos son  disfrazados de manías consentidas etc, etc..

Todos sabemos lo que tenemos dentro y lo que llevamos por encima y también sabemos lo que a veces pretendemos tapar de nuestro interior con capas de cebolla que  nos falsean ante los demás y nos ayudan a mentirnos a nosotros mismos, sin que los demás lo noten…

“Hoy mejor que ayer estas a tiempo de liberarte de capas que te esconden lo que eres