“Ojalá una nueva familia sea modelo de paz”

https://www.sophya.es/ojala-el-amor-humano-transforme-sentimientos-en-pensamientos-de-eternidad/

 

En unos pocos días volvemos a estar de boda en nuestra familia. Esta vez le toca casarse a nuestra hija Sara  con Diego.

 

velado

La ceremonia religiosa que vamos a celebrar con la boda de nuestra hija es una histórica fusión de ritos cristianos, judíos mozárabes enriquecidos con expresiones árabes  que están íntimamente entremezcladas con nuestra cultura hispano-hablante.

Dentro de la celebración religiosa del matrimonio, los novios han pedido que se celebre también la ceremonia de "Velación", con un antiguo velo de la familia de la novia.

La palabra velación es una palabra de origen latino: velatio-onis,  que significa: acción de tapar con un velo), es una ceremonia  que la Iglesia permite introducir después de la Celebración del Matrimonio.

Esta ceremonia consiste en cubrir con un velo a los dos  cónyuges; el  velo cubre los hombros del varón y completamente la cabeza de la mujer. Con esta celebración se intenta no solo sellar la unión de la pareja sino  también la unión entre los dos para educar cristianamente a los hijos que tengan.

La ceremonia de "la velación", al igual que la unión de manos, y el intercambio de anillos, existía ya y existe  aún hoy en el rito del  matrimonio entre judíos. 

Para los judíos el manto simboliza la nube que cubrió a Israel en el desierto, la Shekina.

Por otro lado la lengua española ha hecho durante siglos una gran inmersión lingüística en relación con el lenguaje y la religión musulmana. No conservamos ritos religiosos en común, pero si tenemos una palabra que nos une por su mismo significado y uso entre ellos y nosotros es la palabra OJALA.

ojala

Ojalá es una palabra compuesta de origén árabe: Oj = quiera, y Alá = Dios.

Dentro de nuestro lenguaje español la palabra ojala se utiliza con muchísima frecuencia para poner nuestras vidas en manos de Dios, con frases como:

"adiós" -"a Diós seáis", "id con Dios" o "que Dios os acompañe", "gracias a Dios", o "por el Amor de Dios" o "quiera Dios"

La palabra Ojalá tiene un significado que en relación con Dios es el mismo significado tanto entre musulmanes como entre cristianos.

El amor humano puede ser todo lo fácil que uno quiera y todo lo complicado que también uno quiera. Es en la parte espiritual del amor humano donde se hace posible el que podamos transformar nuestros sentimientos de amor en decisiones  de amor libres y voluntarias y en pensamientos de amor  mutuo para siempre.

En que mejor lugar y momento de nuestras vidas que en el matrimonio, para querer sentirnos amados por lo que somos y amar por lo que el otro es y nada mas...ni nada menos.

Los creyentes y no creyentes de todo el mundo en estos días estamos viviendo una ola de intolerancia religiosa difícil de recordar desde el Imperio romano o la Edad Media.

Las noticias que nos llegan de muy distintos países están siendo dramáticas por todo el dolor que se transpira en sus victimas, todas ellas principalmente pertenecientes a las tres grandes religiones monoteístas.

Parece como si haya estallado una III Guerra Mundial armada y espiritual.

Gracias a Dios no todos los  creyentes y no creyentes somos capaces de empuñar un arma para matar a familias solo por el hecho de no creer en el mismo Dios; y sin embargo está empezando a ser un momento especialmente violento. Parece que quiere volver a implantarse entre los hombres civilizados y de bien “el ojo por ojo” o “la ley del más fuerte” …

Durante muchos siglos las personas y las familias hemos disfrutado de una tolerancia pacífica en muchos lugares del mundo.

  • ¿Qué le está pasando entonces al hombre y a la civilización actual?
  • ¿Porque el hombre pierde el sentido natural y espiritual de su vida?
  • ¿Porque el hombre se vuelve  irracionalmente violento contra si mismo y contra los demás sus iguales?

La irracionalidad violenta nos convierte en incompatibles tanto religiosa como culturalmente. Para ello determinados sectores radicales están implantando una cultura de enfrentamientos que nos hace insensibles al sufrimiento y a la muerte entre  personas.

  • Estamos en una regresión al pasado justo hoy y ahora que es cuando el hombre está avanzando  a la velocidad "de crucero" en los campos de la ciencia y  la comunicación.
  • Se están convirtiendo las  creencias en diferencias o carencias incompatibles con la paz y la tolerancia entre personas civilizadas.

Esta forma de no querer respetarnos por nuestras creencias, no solo debilita a las personas y sus familias sino a la paz mundial. Violencia, poder e intolerancia son los mayores enemigos de la paz entre los hombres.

Ojalá el amor humano y espiritual transforme aptitudes limitadas en actitudes eternas y universales.

Ojalá los hombres no perdamos el norte y seamos capaces de amarnos a pesar de nuestras diferencias.

Ojalá esta nueva familia sea modelo de paz y armonía intereligiosa para todos los que les conocen y quieren.

No hay comentarios

Agregar comentario