Ningunear o hacer cuentas afectivas nos empobrece

https://www.sophya.es/ningunear-o-hacer-cuentas-afectivas-con-el-otro-empobrece-nuestra-comunicacion-en-pareja/

Empezar a ningunear al otro es como si pareciera que no hace nada...

...pero que has empezado a odiar y dejar de amar de manera silenciosa e invisible con el resultado a medio y largo plazo de ir queriéndose cada día un poquito menos y ya no importarte demasiado.

"Dejar de responder a su pregunta, dejar de mirar cuando te mira, no abrazar cuando te abraza..."

La antesala del desamor está en empezar ninguneando al otro como si no pasara nada... para acabar necesitando odiar al que ya no te inspira sentimientos ni de cariño ni de amor pero sigue estando muy cerca de ti.

Empezar a hacer cuentas afectivas con el corazón es empezar a empobrecer el gran tesoro de la gratuidad en el amor,  para terminar metalizando tus formas de amar  haciendo que "Lo tuyo y lo mío deje de ser lo nuestro..."

Cuando contabilizas tus enfados, tus esperas, tus favores, y tus esfuerzos...crees que tienes motivos suficientes para hacer cuentas con el otro, ya que empezaste a metalizar tu corazón haciendo de tu cariño un simple parking de estacionamiento.

Tenemos una gran cantidad de recursos afectivos gratuitos para poder vivir en pareja, y que curiosamente son los primeros que desparecen entre las personas que se ningunean o metalizan su forma de relacionarse y quererse.

Pueden ser recursos de amor gratuito:

Abrazarnos, sonreírnos, besarnos, dormir juntos, recordar como nos conocimos, reírnos, perdonarnos, agradecernos lo pequeño, recordar lo grande, relajarnos, leer en voz alta mientras el otro escucha, oír música juntos y en silencio, soñar despiertos, contemplarnos, mirar un amanecer o puesta de sol cogidos de la mano, oír el ruido del mar a la luz de la luna, oír juntos la lluvia dentro de nuestro coche, tener una relación sexual con el mismo cariño como si fuera nuestra primera vez...

Si tu quieres puedes tener muy cerca de ti un contrato de permanencia gratuito y de por vida, que te ayudará a no ningunear ni metalizar tu corazón y casi sin querer estarás amando siempre por donación y no solo por placer o posesión. Con el paso de los años debemos ir haciendo colección de sueños ya cumplidos y vivencias amadas mutuamente, que te permitan poder dejar a un lado todos los intereses particulares de cada uno.

¿Sois capaces de al menos una vez a la semana regalaros:

"amor gratuito de verdad"

y  con ello poder neutralizar los posibles ninguneos o cuentas afectivas que en el desgate de la convivencia suelen producir de manera inevitablemente?

 

"Y besar tu cuello y acariciar tu vientre mientras digo que soy capaz de darle la vuelta al mundo para abrazarte por la espalda. Así te quedaría claro que eres amada por mi" J.Porcupine.

No hay comentarios

Agregar comentario