Juguetes, juegos y padres

La gran batalla contra el consumismo se llama La Noche de Reyes Magos

 

A estas alturas de las fiestas, todavía nos queda aún superar la última gran batalla contra el consumismo y en favor de la educación y la futura felicidad de nuestros hijos. Esta batalla se llama La Noche de Reyes Magos.

Como todos sabemos, los padres somos los representantes de los Reyes Magos aquí en la tierra, y por ese mismo motivo los padres debemos tener muy claro que ser  los Reyes  Magos, no debe ser sinónimo utilizar riquezas y sobreabundancia material.

No nos engañemos, esta fiesta está montada por y para el consumo de los adultos que con el pretexto de  las ilusiones de  niños y mayores, nos gastamos hasta lo que a veces ni tenemos.

 

 

Para arrancar la sonrisa o la felicidad de una cara, ante un regalo, no es necesario dar muchas cosas sino atinar en lo que debe recibir cada persona según su edad y condición.

  • ¿Sabemos de verdad los padres lo que debe recibir cada uno de nuestros hijos en estas fechas?
  • ¿Lo que regalamos, nos hace mas ilusión a nosotros que a nuestros destinatarios?
  • ¿Cuando compramos, estamos sopesando y reflexionando sobre el verdadero mensaje subliminal que tiene cada juguete/juego o lo vamos a adquirir porque esta de moda o nos lo piden ?
  • ¿Que es mas importante regalar juguetes/ juegos o tiempo para ser padres?

 

Cuando uno reflexiona sobre nuestras prioridades a la hora de regalar en la noche de Reyes a nuestros hijos quizá la mejor consideración que nos debiéramos hacer es la siguiente 

 

Siempre mejor juegos que juguetes, pero mejor con el acompañamiento de los padres

 

En cuanto cada padre fuera consciente de que lo que regale a cada hijo ha de ir acompañado no solo de las instrucciones de montaje o de uso, sino también de su compañía y cariño, a lo mejor no habría que gastarse tanto dinero pues la entrega gratuita de tu tiempo es lo mas valioso y al final el juego/juguete es lo menos importante.

No todos los juegos y juguetes son fabricados para jugar en familia o para tener en cuenta la compañía de la madre, del padre, del hermano. Son mas bien juegos/juguetes canguro.

Algunos  juegos y juguetes que no necesitan de la compañía de la familia se debe controlar su uso para que no acaben yendo en contra de parte de nuestro proyecto familiar a pesar de parecer un inofensivo juego/juguete.

 

Las diversiones antifamilia habrá que dejarlas para los solitarios, individualistas o personas también antifamilia

 

La Fiesta de Reyes es una fiesta principalmente familiar, debemos preocuparnos y ocuparnos de que la educación de nuestros hijos no se convierta, por influjo de nuestras compras, en un escape consumista en el mejor de los casos o en el peor de los casos en la compra afectiva de los hijos a cambio de nuestra  falta de atención y presencia personal.

 

Cuanto mas implicados estemos los padres en la educación de nuestros hijos, necesitaremos comprarles menos juegos/ juguetes para que aprendan a ser felices

image_pdfimage_print

3 Respuestas

  1. Mª Jesús
    Como siempre, muy prácticos y atinados los comentarios de sara Pérez-Tomé sobre juguetes, juegos y padres.
  2. Maite Cantón Santana
    Interesantísimo artículo de Sara Pérez Tomé. Se deben potenciar las habilidades sociales de los hijos en la familia. De ahí que los padres deban pensarse muy bien el regalo de Reyes. Es importante que estos dediquen tiempo a los hijos, es fundamental. Los padres pueden descubrir así todo el potencial de su hijo y fortalecerlo. Sorprenderse ante todo un mundo de dimensiones que hasta entonces a lo mejor le pasaban desapercibidas. Se trata también de incrementar la creatividad, la autoestima del niño...
  3. Mª José Calvo
    Me parece genial el articulo. Además, es aconsejable regalar pocos juguetes y muy bien elegidos, porque el niño establece un vínculo afectivo con cada uno de ellos. Si tubiera muchos, no podría conseguirlo. También buscar el que le puede aportar algo bueno a su persona...Y mejor juegos que potencien el trabajo en equipo, y la comunicación en la familia.

Agregar comentario