Hijos de españoles por el mundo

https://www.sophya.es/hijos-espanoles-por-el-mundo/

Los padres con hijos de mas de 20 años, no estábamos preparados para una separación familiar prematura y además a cambio de nada.

Los hijos cuando acababan sus estudios normalmente dejaban de vivir con sus padres bien por sus nuevos destinos profesionales, y muy generalmente  por que se casaban y formaban ya una familia independiente de la de su núcleo familiar.

La verdad que el hij@ solter@ profesionalmente realizado y que seguía viviendo con papa y mama, no solía estar muy bien visto.

Hoy las cosas han cambiado y de manera precipitada:

Llevamos años contemplando pasivamente como todos los meses entraban en España hombres y mujeres jóvenes, buscando trabajo y una vida mejor.

Unos entran por el sur de España en  pateras desde África, otros llegan al Aeropuerto de Barajas desde Sudamérica  y  otros muchos llegan en autobús desde centro de Europa y/o Asia.

España  durante mucho tiempo ha sido:

  -La Meca-

del futuro de muchas personas y sus familias con problemas.

Pero desde hace muchos meses en España las familias con hijos Licenciados y/ o preparados profesionalmente, están protagonizando su exilio y el de  unos 1.200 jóvenes muy bien preparados, que salen de nuestro país cada día, sin oficio ni beneficio.

En la mayoría de los casos con el único interés de intentar hacer  Curriculum Vitae en alguna parte del mundo donde se les acoja; y así poder seguir actualizando y/o perfeccionando y por lo menos no perdiendo  parte de sus conocimientos.

-Se van sin rumbo fijo-

y eso,  es peligroso para cualquier persona en su sano juicio

Hasta ahora cuando los hijos se iban al extranjero, normalmente era con

un contrato de trabajo y/o  una familia ya iniciada.

La decisión de irse solos" a buscar algo",  está desarraigando a los jóvenes de este país, que por no tener no tienen" ni letra en su himno nacional" y" la bandera" a veces ha sido instrumento político de separación, en vez de ser motivo de unión.

Una vez que los jóvenes, han tomado la decisión y se han ido en estas circunstancias, me pregunto:

¿querrán volver a mirar a la tierra que les vio nacer?

Algunos con sus pocos ahorros, otros vendiendo hasta su coche, para poder auto-mantenerse mas tiempo y así darse mas oportunidades de futuro; pero todos se van con esta herencia.

Si malo es los pocos hijos que los españoles tienen, que hace que estemos  en una tasa de natalidad de  1'33 hijos por mujer. Creo que mucho peor es "el vaciado de contenido humano ya adulto" que se está produciendo en España con nuestros jóvenes.

 Las familias ¿que debemos hacer con todos estos jóvenes que cada mes se ven obligados a huir de aquí  y separarse de sus raíces familiares de manera prematura?  cuando su interés no es hacer turismo low-cost, sino  intentar labrarse un futuro personal y profesional, y así dejar de ser una carga para sus padres y al mismo tiempo poder sentirse útiles a la sociedad.

En mi familia en concreto, este éxodo ya lo estamos viviendo desde hace un par de años con varios de nuestros hijos.

Pienso que en general a nosotros los padres, no nos importa que nuestros hijos dejen el hogar paterno y se vayan para independizarse, porque esto es ley de vida y nosotros también lo hicimos en su día.

Lo que si nos preocupa y entristece al mismo tiempo, es que los motivos que les mueven a irse son motivos llenos de sentimientos de vacío ante una realidad que les ignora como personas que ya están listas preparadas en

"la pista de despegue" de una vida personal y profesional.

En el mejor de los casos se enfrentan con la decisión de elegir entre

  "sub-contratos basura de explotación profesional legalizada"

o

" la NADA".

El momento que vivimos nos supone un nuevo y gran reto afectivo para padres e hijos:

  • Padres que esperan lo mejor de sus hijos y apuestan y esperan en ellos mientras los contemplan con preocupación como intentan salir adelante por sus propios medios.
  • Hijos que tienen una meta:" encontrarse" con oportunidades de futuro, y que mientras lo consiguen" necesitan seguir sabiendo" que pueden apoyarse emocional y afectivamente en sus padres  por una única razón fundamental:

"que sus padres siempre les quieren y les querrán por lo que son y no por lo que tengan o consigan"

  • España  ya no es de los españoles ni para los españoles
  • Y nuestros hijos no son solo  nuestros, son del mundo y para el mundo.

Hoy mas que nunca urge cultivar la importancia de las raíces y las relaciones familiares.

Objetivo para los padres:

"Que  la FAMILIA perdure, estén donde estén nuestros hijos"

Si además de no conseguir un buen trabajo en su tierra, no tuvieran una familia donde volver la cabeza, el desarraigo sería aún mucho mas trágico.

La familia, el matrimonio y los hijos deben mantenerse unidos por que" su conjunto" es lo que hace fuerte y estable a la sociedad y  no sólo las leyes y las prestaciones sociales.

No esperemos "Volver a casa SÓLO por Navidad".

Todos los días son "días hábiles" para pensar y dedicarse de una u otra manera a tu familia.

(Este post se lo dedico a todos mis hijos y a los hijos de mis amigos y conocidos y a todos los hijos jóvenes sin trabajo de España )

Os invito a leer y reflexionar sobre este artículo que se acaba de publicar  en

www.elpais.com :

"Las ilusiones perdidas" de Concha Caballero.

 

image_pdfimage_print

6 Respuestas

  1. LAL
    No sé Sara, no estoy seguro. Son la savia nueva de España que cuando esté madura, en muchos casos, volverá a su tierra. España tira mucho. Además, no hemos conseguido ser campeones de Europa y del Mundo en el fútbol hasta que nuestros futbolistas han empezado a salir a jugar fuera. Otra, más duro es el caso de los padres que se van por que no hay otra, y no tienen ni 25 años ni toda la vida por delante, al contrario, la dejan atrás, pero es lo que hay. Que espabile el personal, los que salen no saben donde llegarán, pero si se quedan nunca lo sabrán. Se habla de la crisis y se la compara con la del 29; que si fue igual, que si fue peor. Pero no olvidemos su ejemplo, no olvidemos a aquellos benditos, a aquella generación de padres, hijos y nietos que vivieron el 29 entre guerras, la Primera acabó en el 18 y la Segunda empezó en el 40. Se hubieran cambiado sin dudarlo si se les hubiera dado a elegir. Cuántos antes de arruinarse el 29 habían perdido a sus padres y a sus hermanos en el 18; pues los mismos que después de arruinarse en el 29 perdieron a sus hijos y sus nietos en el 45. De la nuestra mejor ni hablo. Es lo primero que se me viene a la cabeza Sara. Vamos España, lo que haga falta, con confianza y amor, si les dimos familia antes de partir, es el mejor bagaje que se pueden llevar con ellos. No pesa, no cuesta, pero siempre valioso, siempre líquido. Palabro tan de moda del que deberías hablar en otro capítulo, el de los pacatos inversores españoles que no han dado oportunidad a los jóvenes con ideas, porque la seguridad primero, y ahí estamos querida Sara, ahí estamos. Todo tiene que cambiar para que nada cambie. Abrazo, Luis...
    • SARA-Sophya
      Tienes razón Luis, hay una gran masa de ricos que por pura ambición prefieren esta época para coger las mejores ofertas aprovechándose de la ruina y el desguace de otros. El dinero llama al dinero, es el éxito y la oportunidad de los ricos ahora mismo. Sus hijos y ellos tienen su futuro garantizado y no arriesgan solo siguen aprovechándose de las ofertas materiales y humanas que surgen en las crisis como esta. Los ricos que no son capaces de ayudar y colaborar con la sociedad invirtiendo y apostando tanto por los profesionales expertos como por lo noveles, se harán mas ricos pero ellos tienen su otra crisis: LA DE LOS VALORES. Es muy difícil ambicionar riquezas para uno solo y a la vez ser muy humano y generoso. La tercera generación de grandes riquezas suelen ser los que se ocupan de repartir otra vez, despilfarrando lo que sus familias amasaron solo para ellos.
  2. LAL
    Así es Sara: Padre bodeguero, hijo caballero y nieto pordiosero. A ver si alguien se anima que este es asunto de mucha enjundia... Abrazo... L.
  3. Pablo
    Quiero escribir en calidad de "exiliado" no como hijo de Sara Pérez-Tomé, que en realidad es lo que soy. Es duro dejar España, pero no tan duro como dejar a tu familia y comodidades atrás porque no ves que existan posibilidades reales de labrarte un futuro en condiciones en tu país de origen. Me considero patriota y estoy orgulloso de mi pais, no lo estoy tanto de la situación en la que nos encontramos. La gente suele mirar atrás y echar la culpa a cosas que en muchas ocasiones no saben ni si quiera lo que significa o que trascendencia han tenido en la economía española y/o mundial. Si preguntas a los españoles ¿porque estamos como estamos? escucharas cosas como "la culpa fue de los productos radiactivos procedentes de EEUU" o "las malas o ineficientes medidas tomadas por los politicos españoles o internacionales"... pero debe ser algo mas que eso... Actualmente estoy viviendo en Londres y la venta de productos radiactivos se esparció por todo el mundo y cuando unos veían problemas otros oportunidades, como Barclays que compro parte de Lehman Brothers (en quiebra) y en tres años a pasado de ser el tercer banco mas grande de Reino Unido en 2008 a ser el tercer banco mas grande del mundo en 2011 (valorado por sus activos). ¿Y mientras que tenemos en España? Desconfianza y desempleo, creo que son los factores que están provocando la fuga de cerebros (unos mejores que otros por supuesto). Estoy casi seguro de que volveré a España, pero desde luego mi intención es vagar por el mundo unos años y quizá volveré cuando alguien me haya dado la oportunidad de demostrar lo que valgo y probablemente realizar mi carrera en el extranjero; haciendo mas notable la brecha economica entre España y el resto de países que están dando oportunidades de empleo como UK, Brasil, India, Bélgica, Australia... Un besazo muy grande como agradecimiento a mi madre que nos ha dedicado el post a mi hermano Andres y a mí en particular pero que habla del caso de miles de personas.
  4. Pablo
    http://www.elmundo.es/elmundo/2011/11/24/espana/1322148291.html
  5. Maite Cantón
    Creo que es un problema de España y un problema de ilusión. Si no hay ilusión se mata el alma. La verdad es que a la pregunta de si te sientes española, con ese sentido de patriotismo férreo, pienso que muchos jóvenes y me incluyo no saben para qué sentir ese orgullo de un país en donde todo el mundo vive en un estado incongruente. ¿ Para qué? es que ¿ ayuda en algo a sus jóvenes? que son la promesa del futuro. ¿Se premia a los que más valen, vivimos en la cultura del esfuerzo? No lo veo. Da igual. Personalmente me gusta Estados Unidos y su visión unitaria. Allí si se vale, se vale. No te van a hacer emigrar mochila a cuestas.

Agregar comentario