Has pensado alguna vez como sería tu vida sin zapatos

https://www.sophya.es/has-pensado-alguna-vez-como-seria-tu-vida-sin-zapatos/

Pasear descalzo por la playa dejando las huellas de tus pies  en la arena, acariciar la planta de tus pies con la moqueta de tu casa, es un privilegio que muchos no conocen o no pueden aspirar a conseguir.

Entre vivir calzado por la vida o vivir descalzo,  existe la misma diferencia que hay entre poder disfrutar de la vida o conseguir supervivir.

¿Te has planteado que el hecho de que tu hijo aprenda a calzarse solo..., es mucho más que enseñarle a vestirse solo, es mucho mas que el confort que dan los zapatos tanto en momentos de frío como de calor?

¿Has pensado como sería tu vida si no hubieras tenido la oportunidad de tener zapatos y calzarte por ti mismo?

¿Crees que poder tener acceso a la compra de zapatos es solamente para poder comprarte todos los pares de zapatos que te gusten, te apetezcan o  tú quieras?

¿Crees que tener zapatos es  poder tener un accesorio más en tu armario, como el que tiene un cinturón o un bolso más...?

¿Sabes lo que te pasaría si no pudieras tener un sólo par de zapatos?:

  • No hubieras podido ir fácilmente a un hospital que garantice tu salud cuando hubieras estado enfermo.
  • No hubieras tenido acceso a un parto seguro para tu hijo en un hospital, ni tampoco a las vacunas necesarias  para garantizar un mínimo futuro saludable.
  • No hubieras podido ir a la escuela a aprender a leer y a escribir para ser más libre y descubrir tus habilidades intelectuales.
  • No hubieras podido correr haciendo deporte, para así descubrir tus habilidades y fortalezas físicas.
  • No habrías podido salir de un circulo social de no más de 1 kilómetro de distancia, ya que tus pies descalzos no te permitirían salir mas allá de esa distancia para poder conocer otros mundos, otras culturas, otros paisajes, otras razas, otras religiones.
  • Si a este espacio vital mínimo le añadimos temperaturas extremas ( frío, calor, lluvia o fuego...) tu radio de acción se limitará a la distancia  exacta de lo que puedas alcanzar con el largo de tu brazo y no más.
  • Si a este espacio vital hiper-reducido le añadimos hambre, sed o fiebre... probablemente no podrás fácilmente ni  supervivir.

Así es como viven muchos padres y sus hijos en el tercer mundo. Ellos no conocen nuestro mundo... pero nosotros si conocemos el suyo....

¿ Estáis en vuestra familia sensibilizados a la necesidad de tener acceso a unos zapatos como parte del desarrollo de tu dignidad y libertad como persona?

Como puedes comprobar  tu sistema de vida y expectativas son muy diferentes cuando te descalzas por capricho a cuando no puedes calzarte por necesidad.

  • Tener que ir descalzo y no poder calzarte te limita en la ciudad y en la selva.
  • Tener que ir descalzo te debilita física, psicológica y intelectualmente.

Ir descalzos por la casa o por la playa, es un privilegio de unos cuantos frente a todos los que  no tienen acceso a zapatos que les impiden poder ir al hospital, la escuela, la ciudad, al mundo...

Mientras existen adultos y niños sin futuro por falta de zapatos en su vida, existen adultos y niños sin ilusiones o sueños pero con varias docenas de zapatos en su armario.

Si los zapatos que tienes en tu armario no te ayudan a desarrollarte personalmente y de manera permanente o no te ayudan a ser más libre y feliz, te sobran zapatos... en tu vida.

Descálzate y descalza a tus hijos, que seguro que te será mas fácil encontrar la felicidad y tu plenitud intelectual y con los zapatos que te sobren puedes ayudar a otros a calzarse para poder tener el justo acceso al mundo que deberían de tener y que por haber nacido en otro lugar diferente al tuyo... se encuentra en situación de riesgo y exclusión social  simplemente por falta de zapatos.

 

4 Respuestas

  1. Gracias por ayudar a reflexionar y crecer en agradecimiento y sensibilidad hacia las necesidades de los demas
    • Sara Pérez-Tome
      Gracias Carmen, el no perder la sensibilidad a los grandes problemas de la humanidad sera parte de la salvacion de este primer mundo en el que vivimos. Gracias por tu aportacion.
  2. Tengo 62 años y de ellos los últimos siete he caminado descalzo, no por no tener zapatos, aun en el closet quedan ellos, camino descalzo por que es lo natural; es la conexión del cuerpo con su esencia, la tierra con la que fue formado. Lastima que tenemos una sociedad que impone normas, el uso del calzado es una de ellas, el que no tiene zapatos es visto mal, al que no tiene calzado se lo considera: loco, pobre, indigente. Andar descalzo, es relajante, andar descalzo es añadir vida a tu vida, andar descalzo cura tus males físicos y mentales, andar descalzo te conecta con el creador.
    • Sara Pérez-Tome
      Muchas gracias Eduardo por compartir tu experiencia personal. Es otra forma de entender la riqueza espiritual potencial que tenemos en nosotros mismos y a veces la tapamos con superficialidades. Es motivo de orgullo personal poder descalzarte voluntariamente y renunciar a la aprente comodidad de los zapatos por un crecimiento interior mayor.

Agregar comentario