Educar en la ética y la estética a nuestros adolescentes

https://www.sophya.es/educar-en-la-etica-la-estetica-nuestros-adolescentes/

 Febrero 2013-Ponencia sobre la educación para adolescentes en los Colegios de las Acacias y Montecastelo (Vigo)

"No concibo la estética sin la ética"

Michael Haneke (Munich 1942)

Director de Cine (Amor) y de Opera (Così fan tutte). Medalla de Oro del Círculo de Bellas Artes 2013.(Entrevista en el diario EL MUNDO 21 de febrero 2013)

 La frase de Michael Haneke, seguro que no es fruto  de la improvisación o de la genialidad. Es fruto de una educación en la ética para entender la estética, que habrá recibido desde su infancia y  en el entorno que le rodeaba mientras crecía hacia la adolescencia y al mundo de los adultos.

Hoy en día si no educamos a nuestros hijos desde la infancia en valores éticos difícilmente entenderán el verdadero sentido de la estética como forma de vida y pensamiento. Formar a nuestros hijos en principios éticos desde la infancia, sirve para que cuando lleguen a la etapa de la adolescencia, no se vean fácilmente  deslumbrados y arrastrados por la estética imperante.

"  sin valores éticos, construiremos una sociedad con hijos,

mas cerca de la mediocridad que de la excelencia"

 Los jóvenes sin principios éticos o valores universales, puede llegar fácilmente a actuar desde "su sentido precoz de la estética...". Este tipo de estética en la adolescencia si no tiene contenido ético, sólo  les  ayudara a recrearse hacia un mundo superficial y frívolo  basado en modas o tendencias del momento donde:

" Es mas importante el continente,

que el contenido de sus actos"

Los padres debemos  responsabilizarnos  de llenar en nuestros hijos su  continente de contenido ético, con valores que unas veces son valores palpables a primera vista y otras  pueden ser valores invisibles pero igual de importantes.

Todos los valores éticos siempre ayudarán a formar a los adolescentes  en un estilo de vida donde su cabeza, cuerpo y  corazón puedan ser capaces de  alcanzar su verdadera maduración personal desde la ética y la libertad.

Adquirir libertad  no consiste solo en que nuestros hijos sepan leer y escribir, eso es importante pero insuficiente.

Adquirir  libertad  en los jóvenes  si es enseñarles a saber distinguir fácilmente entre:

 "el bien y el mal,  enseñándoles a aspirar en la vida a tener que  elegir  entre lo bueno y lo mejor"

Nuestros cinco sentidos: La vista, el oído, el tacto, el gusto y el olfato,  nuestros hijos deben saber que están al servicio de la educación,  desarrollo y la protección de la persona. Sin ética los sentidos del cuerpo, la cabeza y el corazón  no estarán  al servicio de la estética sino al servicio y antojo de las modas.

La comunicación verbal y no verbal, la educación de los sentidos y la formación en valores  universales deben estar al servicio de la ética que dará contenido  al verdadero sentido de la estética de  todos y cada uno de los miembros de una familia.

Los principios éticos, son  la mejor herramienta que los adultos sabemos que debemos usar al educar, al trabajar, al  relacionarnos y desarrollarnos en valores que  armonicen nuestra vida personal y familiar.

Para las personas educadas en valores, lo antiestético no atrae,  porque no suele ser bello sino solo chocante.  Y si algo nos choca, probablemente  nos molesta  y nos hace sentirnos incómodos.

Normalmente es la falta de algún valor/res lo  que  nos produce  sentimientos de  rechazo.

Ni tu hijo ni tu, tenéis que conformaros  con el rechazo a lo que esta establecido sin valores éticos y en consecuencia sin valores estéticos. Pregúntate  cual es el valor que falta, y de manera libre y firme rebélate a esas modas usos y costumbres que pueden arrastrar fácilmente a nuestros hijos y a nosotros con ellos, a una vida sin contenidos estéticos.

Ejemplos:

  • Difícilmente es estético un adolescente entregado cada fin de semana al alcohol sin límites.
  • Difícilmente es estético un adolescente entregado al sexo seguro con el placer como compañero de la fiesta cada vez que sale o se lo pide el cuerpo.
  • Difícilmente es estético  un adolescente sin horarios ni normas familiares a los que someterse cada día.
  • Difícilmente es estético un adolescente preso de las modas que destapan mas sus defectos que sus virtudes hasta hacer el ridículo en la calle.
  • Difícilmente es estético un adolescente que por seguir al líder de un grupo marca o atraviesa su cuerpo con tinta o metal de manera irreversible o dejándola señales para siempre.

La ética es siempre la mejor compañera de la estética cuando se tiene formación en valores.

Urge la buena formación de nuestros hijos porque  como sabéis  la OMS (Organización Mundial de la Salud) considera a los adolescentes como un sector de población en riesgo... Educar en valores a un adolescente debe iniciarse desde su infancia.

  Nuestro reto como padres: "Educar desde la infancia en valores éticos sobre los que puedan reposar los valores estética",

Nuestra tendencia como padres es aspirar a formar:

Adolescentes excelentes y no mediocres, que entiendan la estética (cuerpo) desde la ética (espíritu)

"Educar adolescentes es todo un arte,

  ejercer bien la autoridad con ellos para enseñarles los valores éticos es una

necesidad imperiosa"

 

No hay comentarios

Agregar comentario