Un verano con suspensos, pero no suspendamos como padres….

https://www.sophya.es/educar-en-el-esfuerzo-para-aprobar-por-si-mismo/

Un verano con suspensos Sophya

"Cuando se tienen hijos en edad escolar y universitaria "Un verano con suspensos", es algo de lo mas habitual"

¿Es una situación familiar inevitable para los veranos o podemos poner medios que si no lo erradican al menos la pueden mejorar?

Cuando nuestros hijos suspenden, hay factores externos que han podido influir..., hay veces que nuestros hijos no son solos los responsables de algunos de sus errores..., puede haber otros responsables de sus fallos académicos:

  •  los profesionales de la enseñanza, deben saber comunicar de manera atractiva la materia a sus alumnos
  • En la familia se debe mantener una comunicación fluida y constante con los hijos, estimulándoles en su responsabilidad como alumnos.
  • Los padres deben transmitir la cultura del esfuerzo, y para ello no deben, ni solo premiar las buenas notas, ni solo castigar los suspensos.
  • Ser estudiante responsable forma parte del proyecto educativo de cada familia y debe limitarse solo desde Septiembre a Junio. En verano también se les educa a los hijos para ser buen estudiante durante el invierno.

"Premiar el esfuerzo y la fuerza de voluntad

y penalizar la falta de interés por sus estudios y la falta de cumplir sus objetivos en cada materia"

Al final de cada curso escolar, el proyecto educativo familiar no siempre se consigue resolver con éxito, y llega el verano y alguno/os de nuestros hijos han suspendido. Cuando esto ocurre tenemos que tener muy claro que por uno o varios hijos no debemos estar todos los de la familia castigados, y que en muchos casos el problema tampoco es solo del hijo “irresponsable” y alguien tendrá que ayudarle a que se sienta comprendido en su situación.

Los castigos desproporcionados a esta situación, o la super-protección por nuestra parte, podemos los padres llegar a justificar las debilidades, que  pueden convertir a cada hij@/niñ@/alumn@, en un ser débil o tirano, donde los sentimientos de cariño y respeto a sus padres y hermanos estén tan lejos que hace que nuestro hijo no se sienta de alguna manera responsable de sus suspensos del verano.

Esta es una posible consecuencia y/o riesgo que se puede correr con la falta de proporcionalidad en las medidas que se aplican en la educación de cada uno de los hijos.

Como la vida es exigente para todos y la inteligencia no es garantía de esfuerzo y éxito siempre, los padres tenemos que contar con que también pueden cometer errores o suspender los hijos inteligentes, y que por eso los padres debemos también convencernos de que exigir a nuestros hijos el esfuerzo en sus estudios  es una forma de confiar en el mas que es su inteligencia.

image_pdfimage_print

No hay comentarios

Agregar comentario