Los cuatro amores de la familia (I/IV)

¿Conoces los cuatro amores de la familia?

 

Sólo ciertas y determinadas circunstancias que a la vez pudieran llegar a tener repercusión en nuestra familia y con consecuencias muy graves, justificarían el hecho de partir en dos un matrimonio y su familia.

 

Los cuatro amores de cada familia son los siguientes:

  1. El amor de la madre y del padre entre sí.
  2. El amor de la madre a cada uno de sus hijos.
  3. El amor del padre a cada uno de sus hijos.
  4. El amor de la madre y del padre  por  cada uno de sus hijos.

 

Cuando se parte en dos una familia, se dejan de recibir de estos 4 amores por lo menos el primero y casi siempre alguno de los demás. El primer amor da sentido y además, es causa y efecto  de todos los demás anteriores.

El amor del padre y de la madre entre sí, justifica en nuestros hijos gran parte del sentido de su existencia, pues entienden que ellos fueron fruto natural de haber sido queridos y deseados  desde el amor de sus  padres entre sí.

Testimonio de una hija hacia el amor a sus padres

 

Cuando se parte en dos el matrimonio, también acaba partiéndose en muchos trozos la familia entre sí: hijos, hermanos, abuelos, primos,amigos comunes, vecinos.

 

La ruptura es mucho mas que una mera división en dos partes.

 

Cuando se habla de familia y más en concreto del matrimonio 1+1= no son 2 es mucho mas. Por eso cuando los dos sumandos dejan de sumarse, no restas dos sino mucho mas.

 

¿Actúas siempre en conciencia para mantener vivos los cuatro amores de tu familia cada día?

 

Te invito a leer los siguientes post relacionados con este tema:

Los cuatro afectos de los hijos.(II/IV)

Los cinco amores de los hermanos entre sí, como una forma de amor entre iguales (III/IV)

La clave de ser hijo único, está en los padres (IV/IV)

 

 

 

image_pdfimage_print

5 Respuestas

  1. carlos molina
    Estoy completamente de acuerdo. El problema actual de la sociedad es conformarse con ir tirando y, como siempre me dijeron de pequeño, hay que apuntar muy alto (en tus afanes, tus objetivos, tus metas) para que el resultado sea "importante". Si cuando vas a examinarte, apuntas a un aprobado, acabarás en un suspenso bajo. Apunta al sobresaliente y, como mínimo, conseguirás un notable. La voluntad es muy importante siempre, cuando más cuando te juegas la felicidad propia y la de los miembros de tu familia que son la expresión más íntima de tu amor. Los matrimonios que se rompen no son porque, por mala suerte, no has encontrado a la mujer u hombre de tu vida, sino porque no te has empeñado en hacer, de la persona que has elegido, la mujer o el hombre de tu vida. Dios ha dado al ser humano, la inteligencia y voluntad para que la use, sobre todo en las relaciones de AMOR, no de enamoramiento o deseo que pueden ser el impulso inicial, pero nunca la razón principal para tomar la decisión de casarse y formar una familia.
  2. Bernardo
    Mira las cosas no se pueden forzar. Tú/yo puedes creer en el sacrameno del matrimonio y en todo lo demas pero si el otro 50% te dice bye bye...no hay nada que hacer.
  3. ROSA
    Hay cosas que sobrepasan a la voluntad. El maltrato está ahí y, a veces es preferible cortar porque lo que estás haciendo es salvando a tus hijos e hijas y a ti misma.
  4. Íñigo
    Muy bueno y muy necesario el mensaje del vídeo. Creo que también son muy importantes estos otros tres amores y que sufren mucho igualmente con una ruptura del matrimonio: 5. El amor de los hijos entre sí. 6. El amor de cada hijo a sus padres. 7. El amor de todos los hijos juntos a sus padres.
  5. Carol
    ¿y el amor de los hermanos entre sí?

Responder a Carol