¿Qué hay detrás de la anorexia?¿ Los padres que podemos hacer?

La anorexia no es solo un trastorno alimentario,  es la cara más visible de

“un cuerpo en huesos”

Los adolescentes son el grupo social más vulnerable y al que más le influye el entorno verbal, no verbal y para-verbal que les rodea.

Además hay determinadas personalidades más predispuestas que otras a terminar cayendo en la enfermedad psiquiátrica grave de la Anorexia y la Bulimia.

Por eso no hay que descuidarse con el mundo adolescente ya que ninguna influencia es gratuita y cualquier experiencia repetida o no, puede alcanzar en su mente y corazón el rango de interferencia o de referencia vital con mas peso que su propia vida.

Primera meta:  “Quiero estar tan delgad@ como…”

Vivimos en una sociedad donde la imagen corporal, vale más que mil palabras y por eso  un voluntariado o el esfuerzo personal de alcanzar una meta académica, vale mas que mil argumentos.

Hay determinados comportamientos que sin ser llamativamente anti-estéticos están abocados al rechaz,  al bulling o al ninguneo más hostil entre los adolescentes.

El carisma adolescente se cuenta por los kilos de menos y por tatuajes de más…, quedándose en segundo plano su auto-cuidado integral, aunque sea a costa de enfermedades orgánicas en algunos casos irreversibles.

Hoy y ahora todos (padres, adolescentes, profesores) somos responsables de estos desenfoques sociales dando más valor del que se necesita a determinadas modas y conductas:

  • Magnificar el valor de los ídolos, las celebrities, los influencer o los Youtuber son en parte uno de los problemas.
  • La publicidad y todo el marketing de un rol especifico que nos invade a través del consumo de moda, alcohol, perfumes…también suma.
  • La moda y sus peculiares tallajes en determinadas tendencias y las modelos que se exhiben también son determinantes para verse uno bien cuando se viste y le miran.

Pero la familia, que tiene un rango de influencia mucho mayor que la calle es donde cualquier experiencia que se vive desde desde la intimidad personal pero puede desencadenar entre el grupo familiar ciertos hábitos y/o trastornos como la anorexia atención y/o abandono que pueden sufrir los adolescentes por parte de sus padres por el simple planteamiento educativo de que ya no me necesitan tanto porque que ahora ya son mayores y se valen por si mismos…

Los padres deben ser unos auténticos profesionales de la educación de sus hijos en muchos aspectos que hoy en día se delegan fuera del hogar cuando realmente se deben aprender dentro de la familia con los padres como verdaderos líderes de lo que enseñan a sus hijos:

  • NO a la comida basura de manera usual.
  • NO a la falta de orden en el número de comidas y en el horario de las mismas
  • NO a los comentarios hirientes o sarcásticos sobre el aspecto físico de algún miembro de la familia y sobre todo en edad adolescente.

 

  • SI a una buena educación nutricional familiar integral de padres a hijos.
  • SI a comer juntos en familia al menos una vez todos los días.
  • SI al presentismo de los padres en el hogar con la necesaria intensidad que cada hijo necesita para proteger su autoestima y combatir su posible soledad acompañada que puede sentir aunque este rodeado de amigos y hermanos.

 

“Ocúpate con esmero del interior de tu hijo, para que no tengas que preocuparte seriamente de su exterior. Llegado a este punto, necesitaras pedir ayuda porque tu como padre solo no vas a poder”




Cuando el número de seguidores y Selfies, puede hacerte enfermar

“Solo dos cosas contribuyen a avanzar: Ir más deprisa que los otros e ir por el buen camino” Renè Descartes.

Los nuevos Smartphone son los que nos han permitido que a través de las redes sociales hayamos ido unos más de prisa que los otros, pero muchos de los que han llegado primero al “país de las maravillas”  no han ido por el mejor camino…

Los millones de selfies subidos a las redes sociales de manera sistemática por jóvenes y no tan jóvenes, han ido poco a poco degenerando en un trastorno personal/social que en algunos casos ya ha creado  una dependencia u obsesión impensable hace unos años.

Cuando esta forma de ocio o entretenimiento se escapa de nuestra forma de “usar o matar el tiempo” se puede correr el peligro de empezar a construir una falsa identidad y vida virtual más a la medida de nuestras ilusiones y fantasías que de nuestra auténtica realidad.

Mostrar al mundo sólo lo bonito o lo fantástico de nosotros y al mismo tiempo esconder los defectos o carencias al menos demuestra una falsa realidad porque “Nadie es perfectamente feliz siempre”, ya que si fuera así dejaríamos de llamar felicidad a la felicidad, porque la felicidad nunca es un estado permanente.

Si uno ha decidido hablar al mundo de sí mismo y pone al desnudo su intimidad, juega con “cartas marcadas” si solo le cuenta al mundo de una forma tan selectiva  noticias infladas o filtradas que hacen de su perfil, la vida de otra persona.

“Así te engañas y engañas a los demás”

Y esto, ¿por qué puede ocurrir en algunos jóvenes y no tan jóvenes? Cuando alguien necesita mostrar al mundo una vida en un estado de felicidad y belleza permanente, quizás está escondiendo a una parte de un mundo que le importa demasiado una “oculta insatisfacción personal”.

La persona que está tan enamorada de sí misma, que está enganchado a tener que reafirmarse sobre los demás a través de la belleza o mostrar una aparente satisfacción y plenitud, su ánimo está enfermo y esto le afecta a su conducta. Su gasolina para que el motor de su felicidad funcione está en los demás, son ellos los que necesita que le estén siempre valorando y apoyando. Y la forma más rápida, segura, fácil, controlable y gratuita de conseguirlo en este siglo XXI es a través de la acumulación de “me gusta” a través de las redes sociales…

Este tipo de personas que se vuelven profesionales de su auto-manipulación estética a través de las redes sociales, suelen ser personas con un gran déficit de habilidades sociales en la vida personal y social. Puede haber una adicción dentro de nuestra propia casa cuando ciertas alteraciones de un hijo u otro miembro de la familia, amigo o compañero se empiezan a manifestar de manera real y de forma diferente a la que esa persona nos tiene acostumbrados a ver de puertas para fuera.

Algunos de esos síntomas más significativos en una persona con adiccion a su falsa imagen serían:

  • Puede perder el control de su estado de ánimo, cuando no es capaz de estar por tiempo indeterminado desconectado de las redes sociales.
  • Cuando baja su rendimiento laboral, académico o ya no disfruta de su tiempo de ocio.
  • Cuando tiene necesidad de aislarse de los demás (familia, amigos y compañeros de trabajo)  y cada vez con más frecuencia.
  • Cada vez duerme peor y menos.
  • Descuida su higiene y estética en lo privado, para solo cuidarse en sus citas con las redes

Cuando saltan algunas alertas como estas en la familia, debemos saber que principalmente en los adolescentes pueden acarrear problemas mentales más o menos serios. Ya que las redes sociales según con el enfoque y la intensidad con las que se usen pueden en los usuarios “amplificar y deformar el enfoque que podemos tener de nosotros mismos” y si deformamos nuestro concepto de identidad personal cualquiera podemos acabar con un trastorno de narcisismo/ egocentrismo.

Auto- conocernos y ser introspectivos antes de tomar decisiones, es parte de la madurez pero si sólo tenemos como objetivo mirarnos el ombligo es entonces cuando puede desencadenar en nosotros malestar constante y ansiedad.

Algunas soluciones asequibles para  padres con hijos, consistirían en enseñarles  a  modificar algunos malos hábitos implantados en su vida con el uso de las tecnologías:

  • Que se hagan menos selfies y más fotos con grupos de amigos.
  • Que cuenten en las redes no solo lo que hacen, sino que también compartan lo que saben.
  • Que piensen que más en pueden dar de sí mismos, cuando empiecen a sentir envidia por los demás.
  • Que hagan fotos del resultado de cosas que han hecho bien y con su esfuerzo, más que fotos personales.
  • Que hagan fotos de la naturaleza, de la industria, la tecnología como fuente de sus aficiones y como muestra de sus preferencias personales más que de sus atributos personales.

Un adolescente narcisista vive dentro del cascarón de su EGO, ayúdale a saber que ese cascarón es una cárcel que le impide vivir LA VIDA con mayúsculas. Si los padres desde el cariño y la cercanía no podéis ayudarles buscarle ayuda, quizás lo está necesitando.

La vida es mucho más que el número de seguidores y de selfies que necesitamos para poder sentirnos bien”




La herencia envenenada del mundo adolescente

El adolescente nace  y crece recibiendo una herencia envenenada de la que se tiene que librar madurando

Solo en España hay cinco millones de menores de 19 años experimentando la aventura de subir la cima de la “adolescencia” a través de bosques, selvas, ríos y montañas de sus cambios físicos, hormonales, emocionales y sociales… y en la mayoría de los casos acompañados su móvil y/o aislados en su habitación.

Este post va dirigido a todos esos padres con hijos adolescentes que en vez de mirar para otro lado, sino porque es más fuerte el cariño que tienen a sus hijos que el miedo que supone el conocer, saber y comunicar los riesgos en el que viven los adolescentes. están dispuestos a salir de su territorio de confort como padres ejemplares…:

“Ojalá a mi hijo sea de los que llegue a adulto sin que le pase nada,,,”

“Confió en mi hijo porque ya es muy maduro para la edad que tiene y sabe perfectamente lo que tiene que hacer…”

“Yo ya he hecho mis deberes como padre y ahora solo me queda cruzar los dedos”

“Esto es un problema de buena o mala suerte, en mi época también pasaba de todo y aquí estoy yo perfectamente…”

.…Y podríamos seguir llenando folios y folios con frases como estas que dejan a los hijos abandonados a su intuición o aparente estabilidad en el mejor de los casos. El problema no está en que hayan crecido y vayan a seguir creciendo sino en cómo lo hacen y que conductas de riesgo van a querer o desear asumir justo en esta edad.

Hay que tener muy en cuenta, que muchas de las decisiones mal tomadas por algunos de ellos de forma compulsiva es a veces por decisiones anteriormente mal tomadas por otros adultos de su entorno que de forma errática les hacen a los adolescentes buscar ciertas decisiones que van hasta en contra de ellos mismos.

Según que hábitos, costumbres o tendencias acostumbren a institucionalizar en su vida familiar o con sus amigos en esta etapa de su vida, tendrán más problemas relacionados con su salud física o psicológica y todas ellas pueden llegar a ser de cierta importancia si no previenen o se retoman a tiempo por parte tanto de educadores pero principalmente de la madre y del padre.

Se ha promocionado la educación sexual desde los 10 años en los menores basándose no tanto en lo que es el desarrollo de la afectividad, como en sentar las bases de su disfrute y ocio personal únicamente  sobre el “sexo seguro” y eso ha incentivado precozmente las relaciones sexuales entre menores y con independencia de las connotaciones morales de este tipo de educacion, esta forma de educar en la sexualidad está resultando un fracaso: el 50% de los adolescentes que ya ha mantenido relaciones sexuales lo hace sin atender a las indicaciones que les han dado de lo que supone el “sexo seguro” (Centro Reina Sofía Adolescencia y Juventud).

La consecuencia inmediata a este fracaso ya no solo es que  gran parte de su ocio esta impregnado de irresponsabilidad sexual y  amoralidad principalmente a través de “sexo  irresponsable y sin trascendencia personal” sino que ademas tenemos que añadirle un segundo fracaso y no por eso menos e importante en la saludo de nuestros jóvenes:  este tipo de orientación de la afectividad y el primer fracaso anteriormente citado, ha producido un incremento llamativamente importante de infecciones de transmisión sexual (ITS). Uno de cada 4 adolescentes antes de llegar a la universidad tendrá una infección por (gonorrea, papiloma virus o clamidia), con importantes riesgos de complicaciones y secuelas de por vida.

Los problemas con la alimentación tanto en chicas como en chicos no es solo un serio problema estético o físico sino que también puede llegar a ser un grave problema mental que pone en riesgo la vida de un adolescente  e incluso hasta producirse su muerte. En estos momentos la bulimia y la anorexia afecta a un 6% de la población adolescente, pero cada vez surgen casos en menores con edades cada vez más tempranas, entre los 12 o 13 años cuando antes  comenzaban  hacia los 15 o 16 años.
Sus alteraciones no se concentran solo en la comida sino en muchos otros ámbitos de su vida normal: deja aficiones y actividades que disfrutaba con ellas, se aleja de los amigos, bajan sus notas escolares, se encierra en su cuarto, no le gusta las comidas que antes le gustaban pero mal come a escondidas… Cuando pasa esto algo le pasa a vuestro hijo/hija y a vosotros padres os necesita ahora mas que nunca y en estos casos el diagnóstico es crucial que se realice lo antes posible.

Según la OMS es la tercera causa incapacitante para tener una vida social y familiar normalizada entre los adolescentes. Empieza por un sufrimiento silencioso porque no saben manejar como se sienten, hasta el punto de perder la seguridad y la confianza en sí mismos. Desconectan de sus padres y amigos por falta de sintonía, no saben distinguir entre tristeza o enfado y otras emociones; esto hace que sea también muy complicado su diagnóstico precoz y poder aplicarles la terapia adecuada ya que a esto se une una inestabilidad emocional  que somatizan a través de su cuerpo con malestares diversos o dolores indefinidos que en algunos casos les producen una bajísima  capacidad de concentrarse a la hora de estudiar o de poner en marcha cualquier actividad intelectual.

El 80% de los adolescentes entre 14 y 18 años ha consumido ya alcohol alguna vez. El 30% lo hace por lo menos 1 vez al mes y el 15% todos los fines de semana y vísperas de fiestas. La mayoría de ellos argumentan que sus padres también beben por lo tanto no debe ser tan malo…

Beber en los jóvenes tiene un doble problema: El hecho de que  un organismo todavía por hacer y madurar desde el cerebro hasta la vejiga y los huesos  es tan importante en la iniciación del  consumo del alcohol como el sexo del consumidor y la cantidad y la calidad del alcohol consumido.

 “No puede beber la misma cantidad y calidad de alcohol un hombre que una mujer por diferencias de constitución fisiológica principalmente.  Y no es lo mismo beber con moderación y con alimento que “beber hasta caer” con el estomago vacío”

El consumo del alcohol en adolescentes no debería existir, y si existiendo se hace en las peores condiciones posibles para su cuerpo en pleno desarrollo, puede tener a medio y largo plazo efectos y consecuencias muy graves e irreversibles por muy aceptado socialmente que esté su consumo en la sociedad.

Es totalmente falso que sea inofensivo, pero a pesar de ello su consumo entre menores tanto en chicos como en chicas de hasta 17 años ha crecido un 12%.(Estudio Sociológico cualitativo sobre consumo de alcohol y cannabis SEIC)

Suelen consumir la marihuana durante el día, justo además cuando van a clase y tienen que estar a pleno rendimientos intelectual y aunque al principio lo hacen de manera ocasional termina por ser tan adictivo que se convierte en una necesidad diaria y con una frecuencia que irá en aumento y que además su coste no es más caro que el tabaco. Normalmente se reconocen así mismos como “no fumadores de tabaco”, para confusión de sus padres que creen que entonces tampoco están fumando otras cosas… Que el Cannabis proceda de una planta no quiere decir que sea inocuo para error de muchos, ya que puede tener efectos para el organismo bastante perjudiciales. El consumo del llamado “porro social” no es comparable con el consumo del “cannabis terapéutico” ya que este es utilizado para aplicación clínica con algún compuesto de la planta y en una determinada dosis que está controlada médicamente en combinación con determinados medicamentos. Si tu hijo fuma porros, si que fuma y no es inocuo, deja huella y es adictivo. Madres y padres adelantaros  a explicárselo antes de que le convenzan de lo contrario, que es muy fácil  y barato engancharse y luego no es fácil desengancharse …

“Ser adolescente hoy en día no es fácil, pero será mucho menos fácil si además tiene unos padres ausentes que prefieren vivir en el mundo de Disney,  estos padres irreales  dejan a sus hijos huérfanos, en el momento que más realistas y positivos les necesitan”




Como recuperar a nuestro hijo “NINI”

 QUE LA SOLUCIÓN DE LOS PROBLEMAS CON TU HIJO NO TE IMPIDA SEGUIR QUERIÉNDOLE SIEMPRE

Un joven NINI no debemos tomárnoslo como un término despectivo sino como una actitud que hay que estudiar la causa que le ha llevado a vivir a un hijo sin querer estudiar, trabajar, recibir formación, sin salir, sin pensar en pensar en su futuro, sin motivación por nada, sin luchar por ningún ideal, en definitiva como si estuviera anestesiado…

Esa inacción produce en sus padres y familiares o con quienes convivan  “impotencia y desesperación”. Principalmente son chicas y chicos entre 17 y 30 años que no siempre vienen de familias desestructuradas o de infancias problemáticas y es por ello por lo que produce más confusión en los hogares.

En afectividad a veces las cosas no obedecen a una sola causa sino que pueden ser multi-causales y ademas “aparecen cuando aparecen” y no siempre se pueden prevenir pero lo que no se debe es “mirar para otro lado” cuando se manifiestan sino que hay que intentar acometer la situación lo antes posible porque

Un hijo NINI, necesita de unos padres SISI valientes en disciplina y  cariño “, que le ayude a su hijo con paciencia a salir del agujero lo antes posible.

¿Qué es un padre SISI? el que le dice Si a todo lo que su hijo NINI dice que no: Por ejemplo: si  puedes tener un futuro,  si  tienes ideales descubrelos, si puedes hacer y conseguir mucho mas de lo que tu te crees pero eso  solo depende de ti..

Hola a todo el mundo, somos un matrimonio, que estamos casados desde hace 25 años, con un hijo de 23 años y una hija de 22 años.

Queremos contar nuestra experiencia de vida con nuestro hijo el mayor, y de cómo a partir de los 18 años, tras aprobar la selectividad y no conseguir plaza en la carrera que quería hacer, su vida como estudiante sufrió (y sufrimos) un paréntesis de casi 6 años, pasó de ser un chaval standar a convertirse en lo que normalmente conocemos como un NINI.

“Un niño que en su infancia era cariñoso con nosotros, con toda la familia, modelo en clase, con muchos amigos, pendiente de todos y que en su adolescencia no nos dio grandes problemas”

Cuando no consiguió nota para poder entrar en la universidad que el quería, y  estuvo durante un tiempo animado con:

  • Sacarse un título en inglés
  • El carnet de conducir
  • Presentarse para tener más nota en selectividad.
  • Un trabajo para pagarse sus gastos…

…un cúmulo de buenos propósitos para ese año, pero salvo sacarse el carnet de conducir, de todo lo demás nada de nada.

Nuestro hijo sufrió un bloqueo emocional y afectivo en el que no se dejaba ayudar, ni por nosotros, ni por psicólogos, ni por amigos… Empezó a quedarse en casa y apenas salir. Su carácter empezó a cambiar y tuvimos momentos bastante tensos todos en casa. Al estar trabajando mi marido y pasar gran parte del día fuera, yo era la que sufría los enfrentamientos con el de manera casi habitual.

Verlo levantarse a la una de la tarde y no hacer nada día tras día era insufrible para mi.

Al año siguiente se matriculó en la universidad, pero abandonó la idea a los tres meses… El motivo que dio era que no le hacía falta ese tipo de educación, que quería buscarse la vida haciendo música y por supuesto ser autodidacta, “¿estudios… para qué y porque más?

Por supuesto, las cosas se mantuvieron igual, siguió sin apenas salir de casa, quedando alguna vez con amigos y haciendo música, pero sin hacer nada más. En todo este tiempo, dejamos de darle dinero y/o paga, para ver si así se motivaba y se buscaba algún trabajo. En los siguientes años, hizo algún curso, pero ninguno logró acabarlo. Se acostumbró a vivir sin dinero, en su cuarto, en su burbuja de confort, con su ordenador, su música, sus libros. Tenía sus necesidades básicas cubiertas, y pasaban los días sin necesitar nada ni a nadie más.

¿Por qué mis padres se empeñan en que busque trabajo, que estudie, si yo no molesto a nadie aquí en mi cuarto?

Huelga decir que en todos estos años, el desgaste anímico, en la salud de mi marido y mío era más que evidente. La tristeza de nuestra hija de no poder contar con su hermano era también una constante en nuestro hogar. No podíamos entender ni comprender ese tipo apatía y desinterés por parte de nuestro hijo para labrarse un futuro. Estaba perdiendo los mejores años de su vida…y él sin verlo.

Recuerdo una vez que le dije: “no pienses que vas a tener 20 años toda tu vida, porque mis 20 años fueron antes de ayer, y pasan tan rápido que ni te enteras”.

El día a día en casa era horrible, teníamos un ente en casa, en vez de un hijo. A la hora de comer todos juntos no hablaba, comía, se levantaba y se volvía a su cuarto de nuevo. Y así en todas las ocasiones, no había apenas comunicación y no sabíamos como actuar ya con él.

“Teníamos todos una tristeza en el alma, y un dolor indescriptible”.

Las Navidades pasadas, una hermana de mi marido nos habló de Sara Pérez-Tomé, porque la había escuchado en una conferencia y entonces nos pasó su contacto. Tras una primera sesión familiar, (mi marido, mi hijo y yo) con ella, llegamos a una primera conclusión: “que la pelota estaba en nuestro tejado,  porque solo nosotros como padres podríamos y debíamos hacer salir a nuestro hijo de su burbuja de confort”.Con su ayuda especializada comenzamos a seguir un plan de acción con nuestro hijo.

En resumidas cuentas lo primero que hicimos fue darle un plazo para que se buscara una habitación en un piso compartido y que nosotros le ayudaríamos durante unos meses mientras el se buscaba trabajo. Lo aceptó “sorprendentemente”, sin reticencias y consciente totalmente de su situación.

Como le dijimos : ES POR TU BIEN.

De esto hace 8 meses. Ahora está trabajando en dos sitios a tiempo parcial. Sabemos que este proceso va a ser largo para todos. Cuando consiguió los trabajos nos dijo:

“Este es el primer peldaño de una larga escalera”.

Estamos muy contentos porque el se está dando cuenta de lo que es la VIDA REAL: hay que pagarse la comida, la habitación. Nos imaginamos que el también es consciente de la pérdida de la vida familiar que ahora no tiene pero que comparada con la anterior estamos ya en otro plano de convivencia porque cuando viene de vez en cuando a comer, a cenar, o cuando desde el primer día empezo a venir  “de visita” a casa, su actitud era ya totalmente diferente, hablaba con nosotros con total normalidad y contando su día a día.

Cuando le abrimos la puerta de nuestro hogar para iniciar una nueva vida, nuestros amigos y familiares nos dijeron que si no teníamos miedo a que se diera “a la mala vida”. Y les respondimos que si con 23 años, tomas ese camino, es que no le habíamos enseñado nada de nada aprovechable para su vida.

A todos los padres que nos leías, os queremos decir que no dejéis de tomar esa decisión POR SI… Porque creemos que más daño le hubiéramos hecho manteniendo la misma situación por años sin hacer nada.

Sabemos que es muy difícil resumir esta experiencia en un breve texto, pero lo mas importante es que no debéis  tener miedo en tomar decisiones así.

Nuestros hijos saben perfectamente lo que somos capaces de hacer por ellos. Saben que vamos a ayudar, a apoyar, que estaremos ahí siempre. Pero lo importante es hacerles saber, que los queremos. Pero eso no quita actuar con firmeza, porque en nuestro caso estos 6 años, se podían haber convertido en 20 más. Mientras que estos 8 meses ha sido un tiempo duro pero el mejor aprovechado por toda la familia.

Lo importante es que todo va poco a poco a mejor. Y lo mejor esta por llegar

 

Si estáis acompañados o ayudados de manera profesional,  el miedo podéis convertirlo en un reto a superar para al fin alcanzar un objetivo: salvar a vuestro hijo NINI gracias a  vuestro calor y valor como padres.




“Sacándome de mis casillas”

Si hij@, por mucho que lo intento acabas siempre “sacándome de mis casillas”

Es mundialmente conocido por todos los padres y educadores, que la adolescencia es una etapa conflictiva donde tarde o temprano y de manera más o menos intensa y  dependiendo del temperamento y la personalidad de cada adolescentes terminan por generar en muchos casos una inestabilidad e inseguridad emocional y educativa que no sabemos cómo enfocar bien.

Es una etapa  vital de “tormentas y estrés” para determinados chic@s, aunque también sabemos que hay muchos otr@s chavales que pasan por la adolescencia sin experimentar especiales dificultades. Pero los que si las manifiestan generalmente lo hacen vivamente presentes en 3 aéreas diferentes: 

  1. Teniendo conflictos con sus padres.
  2. Padeciendo inestabilidad emocional a nivel personal.
  3. Intentando asumir innecesariamente conductas de riesgo.

En vez de desesperarnos como padres viendo como “nos sacan de nuestras casillas” por no saber que más hacer con nuestros hijos adolescentes, es mejor conocer e investigar los motivos que les llevan a tener estos comportamientos y así poder no solo entenderlos un poco mejor y educarlos de la manera más adecuada sino también poder seguirles queriendo sin que terminen por “sacarnos de nuestras casillas” hasta hacernos sentir mal.

Se piensa que estos 3 tipos de situaciones están provocados a esta edad por diversos motivos:

  • Se pueden deber a cambios hormonales que  de una forma mínima a veces influyen sobre los andrógenos y estrógenos de los adolescentes.
  • Hay factores socio-culturales que compiten seriamente con las leyes del menor en relación con la autoridad de los padres y profesores. Y con los distintos derechos y autonomías que tienen los jóvenes a pesar de no haber alcanzado todavía la mayoría de edad y sin embargo siguen viviendo con sus padres.
  • Las últimas investigaciones en el campo  neurológico-cerebral nos llevan a la consideración de que en la segunda década de la vida hay todavía importantes cambios que influyen en el surgimiento y mantenimiento de conductas de asunción de riesgos durante la adolescencia (Giedd et al.,1999).

Como podemos ver, tampoco es nada fácil ser un adolescente maduro, sensato y racional cuando tu propia cabeza, cuerpo, corazón y sociedad  está recibiendo órdenes contradictorias de manera casi permanente y algunas de ellas nacidas desde el subconsciente el adolescente necesita de “nosotros más de lo que nos imaginamos, aunque no nos lo parezca”. Su estado de SER da lugar a respuestas por su parte que en muchos casos son disociadas o incoherentes y que tampoco tienen una fácil explicación por su parte y eso es lo que a los padres nos terminan por “sacarnos de nuestras casillas”.

Suelen ser respuestas impulsivas y emocionales más que racionales. Donde además cuando en las situaciones de riesgo  o de peligro se espera de ellos una respuesta rápida es entonces cuando tardan en actuar o  entran en razonamientos prolijos que ralentizan la rápida actuación solo porque siguen los dictados de ciertas estructuras cerebrales con escasa intervención de su corteza pre-frontal donde reside nuestra consciencia de riesgo (Eshel, Nelson, Blair, Pine, &Ernst, 2007).

A pesar de estos estudios está claro que un adolescente a los 15 o 16 años no tiene porque estar ya condenado a ser una persona inmadura e incompetente a nivel social y familiar a la hora de tener que tomar decisiones de manera autónoma o de tener que empezar a asumir responsabilidades de manera libre y responsable de forma progresiva.

  • La mayoría de los adolescentes que asumen conductas de excesivo riesgo no las asumen a solas sino en grupo (sexo, alcohol, drogas, conducción temeraria), luego es importante saber en qué grupo social y/o de ocio se divierte vuestro hij@ adolescente.
  • El adolescente normalmente busca compensarse con descargas hormonales de dopamina a través de la comida u otras satisfacciones. Como alternativa sana y natural el deporte también sirve para liberar dopamina tanto haciendo en grupo como de manera  individual. Facilítale la práctica de cualquier deporte como una prioridad para su vida.
  • Los adolescentes en situaciones de calma y baja activación socio-emocional suelen ser sensatos y racionales incluso como si fueran personas de más edad. Tener esto en cuenta a la hora de darles concesiones especiales si son capaces de responder con cierta madurez a determinadas situaciones, estas concesiones les ayuda a alcanzar mayor empoderamiento que les ayudara a una  mejor y más madura  toma de decisiones y asunción de responsabilidades en el entorno familiar y social por ellos mismos.
  • Un entorno afectivo permanentemente enriquecido favorece la producción de oxitocina y dopamina y el mejor sitio es en el hogar y a través de las relaciones afectivas que el adolescente recibe y da a todos y cada uno de los miembros de su familia (padres y hermanos si los tuviera). Unos padres afectuosos favorecen las capacidades cognitivas, mientras que unos padres negligentes, inseguros o no afectivos producen claros problemas de auto-control en los hijos adolescentes a corto y medio plazo, que al contrario solo favorecen comportamientos anti-sociales o llevan a las adicciones.

Padres de hijos adolescentes la clave está más en vosotros que en ellos, a la hora de ayudarles a salir de su etapa de tránsito:

“Tu hijo ni es tonto, ni es mala persona solo necesita de tu cariño, tu hijo no está loco y no sabe lo que hace, solo necesita que le des alternativas saludables a su necesidad de riesgo, tu hijo no se siente cómodo siendo un rebelde y un broncas. con calma es más fácil llegar a acuerdos razonables.
Educarle para el amor, la responsabilidad y la seguridad en si mismo empieza por aceptarle como padres con cariño en esta etapa, aunque no le entendamos del todo…”

“No es suficiente con quererles, hay que comprenderles para que “no nos saquen de nuestras casillas” y así podamos ser la parte más importante de sus soluciones y no una parte de sus problemas




Que la moda te comprometa y no te condicione, sólo depende de ti

Guapo/a por dentro y guapo/a por fuera.

La moda si solo nos sirve para vestirnos entonces no nos ayuda a conformar nuestra personalidad, que es donde reside nuestro estilo y gusto personal por encima de los uniformes y  las marcas. De hecho si solo vestimos nuestro cuerpo y no nuestra persona nos encontraremos que un día de tristeza o infelicidad si nos vestimos de fiesta nos veremos disfrazados y si un día de felicidad no nos vestimos como nos sentimos parecerá que no nos sienta bien la ropa y lo único que estará pasando es que nuestra vestimenta no nos está acompañando a la alegría, ilusión y esperanza de como nos sentimos de verdad.

“Es difícil hoy en día no estar influenciados por la moda y por eso es más fácil que la moda pueda estar condicionándonos”

Parte del equipo del Gabinete Sophya asistió en Madrid al IV Foro de debate The Family Watch, que este año se había centrado en “La Familia y el mundo de la moda”.

El tema de este foro estaba más que justificado y tal y como dijo Antonio San José,  moderador del debate:

 

“La moda es industria, es economía pero por otra parte también es cultura, es un recurso social y por tanto la familia tiene mucho que decir y aportar y sus opiniones deben ser valoradas”



El Gabinete Sophya quiere transmitiros lo que desde nuestra perspectiva y siempre preocupados por la educación en valores y el desarrollo personal dentro de la familia, fueron los puntos estrella de este debate:

1. La moda no discrimina e interesa por igual  a  hombres y   mujeres

La preocupación por la moda es “unisex” y no es malo siempre y cuando forme parte de una educación ética y estética para todos por igual. Es más,  la moda esta siendo un elemento de cohesión:

“La moda hoy no es un tema solo de chicas”
 

La moda también es seguida por los chicos casi con el mismo interés que por ellas solo que de una forma y con una actitud diferente y muchas veces los chicos lo viven con más miedo al fracaso de aceptarse como son y ser aceptados, que las propias chicas.

 Tweet del #forodebate2017

“Las redes sociales han ayudado a que chicos y chicas se preocupen más por su estética”

“Las mujeres van de compras,los hombres van a comprar. También existen diferencias entre hombres y mujeres en la moda”

2. La moda y las nuevas tendencias dentro de la familia

Hoy en día el mundo de la moda late a través de las redes sociales con miles de páginas web de compras on-line y otros cientos de miles de blogs de “influencer” que son los que ahora marcan tendencia en el mundo de la moda. Y es este mundo de tendencias de moda el que está principalmente dirigido a los hijos adolescentes que navegan interesados por “lo último que se lleva” durante horas y horas…y durante sus múltiples tiempos de ocio.

Si la moda hoy en día importa a hombres y mujeres casi por igual, entonces los padres y las madres deben también cuidarse por dentro y por fuera para no quedarse fuera de este nuevo sistema de comunicación de valores y así estando muy presentes pueden llegar a  testimoniar en sus hijos los valores que les implican también a los padres en primera persona con su forma de vestirse.

“Lo que puede hacer daño a tu hija por su forma de vestir, también te lo puede hacer a ti siendo su madre/padre, con tu forma de vestirte”

Educar hoy a los hijos para la vida real, es también educarles en valores con la misma o más cercanía y confianza que la que tus hijos ya desde bien pequeños le inspira su vida virtual como nativos digitales que son y que han crecido pegados más a pantallas e imágenes que a libros y personas. La buena comunicación y cercanía ahora no se alcanza yéndose de compras con ellos cuando son adolescentes, porque probablemente será un intento de comunicación frustrada, ya desde antes de salir de casa.

La función educativa de los padres está más en mantener una auténtica relación afectiva y de respeto mutuo por los valores familiares que en mantener la comunicación padres-hijos como una relación puramente económica y/o de gustos personales cuando tu  hijo adolescente  quiere vestirse a la moda o necesita salir a comprar ropa:

Es la vida virtual a través de los “Influencer” la que ha adquirido más protagonismo en la vida de los adolescentes que las historias que nos contamos las personas de carne y hueso. Hoy en día debemos llevar a nuestra consideración personal que: 

“Los hijos nacen en una familia, la moda nace en la red y después sale se pasea por la calle en el cuerpo de nuestros hijos”

Por ese motivo los padres tienen que trabajar con sus hijos desde el contacto personal y real para que les ayuden a poner los pies en la tierra de “quiénes son, con quien quieren estar y adonde quieren ir con su vida” con independencia de lo que les digan  las tendencias actuales a través de las redes sociales.

Tweet del #forodebate2017

“Hay que sentarse con los hijos y enseñarles a navegar por la red. Dedicarles tiempo” 

“La familia es el órgano mediador y más importante de los mensajes  frente a los factores socio-culturales”

3. La moda  y la desprotección virtual de los menores.

 

¿A qué padre o madre no le gusta presumir de sus hijos pequeños si son guapos y están bien arreglados? …

Pero una cosa es presumir en privado de tus hijos y otra exhibir en la red la belleza o la salud de tus hijos incluyendo en algunos casos hasta su “ecografía” desde antes de su nacimiento… Velar por el pudor y la intimidad de los hijos desde antes de nacer es crecer en autoridad, para educarles en intimidad y pudor personal por encima de los dictados, en algunos casos, tiránicos de la moda.

 Tweet del #forodebate2017

“Me preocupa la sobre-exposición de los menores en las redes sociales” 

 “Los niños son atrezzo para conseguir seguidores en redes sociales” 

 

4. La moda  y la alimentación dentro de la familia

 

La comida no solo es una necesidad de primer orden, sino que también forma parte del desarrollo afectivo y social de las personas. Y es aquí donde la moda puede ser junto a otros motivos personales y familiares un factor decisivo de que se desencadenen tanto en tus hijos como en tus hijas trastornos de alimentación importantes.

Cuando unos padres son demasiado exigentes con los hijos que tienen un gran potencial intelectual y personal, inconscientemente pueden tensar tanto la cuerda que acaben por provocar en sus hijos una inestabilidad el algo tan básico como es  la comida. También puede influir cuando en una familia, se utilizan los encuentros de comidas familiares, en vez de para ser un tiempo de ocio positivo, en momentos de resistencia pasiva a los conflictos mientras estamos juntos alrededor de la mesa… Si a eso añadimos las modelos, los tallajes y los diseños fuera de la realidad de un cuerpo en pleno desarrollo físico, algunos hijos responsables y/o sobre exigidos y/o poco queridos en su familia y con un físico todavía imperfecto para el mundo de la moda que nace en la red y sale a la calle y visita las fiestas, podemos los padres estar  desencadenando:

“La tormenta perfecta llamada anorexia”

 Tweet del #forodebate2017

“La familia es la gran protectora como factor preventivo contra los trastornos alimenticios” 

“Hablar de moda hoy en día es hablar también de trastornos alimentarios” 

 

5. La moda y el consumo responsable

 

Durante toda la infancia y la adolescencia los recursos de nuestros hijos para vestirse son muy limitados,  de tal manera que dependen totalmente del bolsillo de sus padres o de el de sus abuelos. Eso quiere decir que desde el principio somos principalmente los padres muy responsables de cómo les estamos educando o deformando en la cultura del esfuerzo a través del uso y el gasto del dinero en ropa.

 Hay ropa necesaria y ropa accesoria y bolsillos para todos los gustos y monederos. El peso educativo no está en el monedero sino en cómo enfocamos la actividad de comprarnos ropa adecuada al momento y a las necesidades del momento.

“No hagamos de la ropa accesoria una necesidad, porque eso nos induce a todos a un consumo irresponsable e innecesario”

Comprar por marcas no siempre es educativo. El precio justo a pagar por la ropa no debe marcarlo ni las marcas ni las tiendas de moda sino que debe marcarlo nuestro reconocimiento por el esfuerzo de toda una cadena de personas que han trabajado para confeccionar una prenda: cultivadores, recolectores de textiles, procesadores de tejidos, tejedores, cortadores, modistos, diseñadores, costureras, planchadoras, distribuidores comerciales…y un sinfín de profesiones que están detrás del precio de una pieza a vender. Por este motivo el precio debe ser un precio justo al trabajo realizado ni muy bajo…ni demasiado alto. Hay que educar en el conocimiento, el respeto y  el valor de todo el trabajo que hay detrás de una prenda  para así neutralizar el consumismo que hay detrás de la moda.

“Educar contra el consumismo es educar a favor de la compra responsable y evitar la compra irreflexivo-compulsiva de un adolescente”

Tweet del #forodebate2017

“Es fundamental la responsabilidad con las compras. Los menores tienen que valorar lo que compran”

“Para un adolescente las marcas siguen siendo fundamentales” 

 

 

“Educar en la moda para que SIEMPRE te comprometa con tu estilo personal  y NUNCA te condicione a tu libertad”




Cuidar y amar a nuestros hijos en tiempos de violencia digital

La sociedad vive en un continuo sobresalto tanto por casos de violencia de género como por casos muy graves de acoso escolar y ciberbullying entre iguales:

Según el último informe de Net Children Go Mobile, elaborado a partir de encuestas a 500 menores de España y sus progenitores, afirma que el 12% de niños y niñas de 9 a 16 años ha sido víctima de ciberbullying, cifra que dobla el porcentaje respecto a otro informe similar de 2010.

Aquí tenéis a vuestra disposición dos entrevistas que me hicieron en las últimas semanas la primera de  ellas me la realizó  el informativo del canal de TV Intereconomía  sobre un caso tan reciente que todavía no tenían todos los  datos concluyentes de lo que había ocurrido y era verdaderamente dramático siendo un caso relacionado con acoso escolar, y la segunda entrevista es para comentar una sentencia ya dictada sobre un caso de Ciberbullying y que el despacho de Abogados Lefebvre   me solicitó para dar ciertas claves a la hora de saber que hacer ante casos como el citado y donde incluso las sentencias pueden no dejar a todos contentos por la falta de jurisprudencia y formación suficiente para entender y comprender adecuadamente este tipo de sucesos de Ciberbullying entre iguales.

Tanto el acoso escolar como el Ciberbullying también se vive, se siente y se repercute dentro de las familias muy intensamente, por eso la función de los padres es determinante para que salga a la luz lo que el hijo es incapaz de verbalizar  durante  demasiado tiempo y con más frecuencia de la que nos imaginamos en muchos casos.

La prevención consiste en concienciarnos como  padres de que tanto el acoso escolar ( se realiza durante el horario escolar y dentro del centro escolar) como el ciberbullying  entre iguales ( durante las 24 horas del día todos los días y en cualquier lugar donde esté) le puede ocurrir  a cualquiera de nuestros hijos y que la cercanía corporal y afectiva de los padres hacia sus hijos es decisiva para que ellos sean capaces cuanto antes de dar el salto y se liberen contándonos su drama personal y escolar.

Pero como eso no siempre puede ser posible debemos como padres distinguir entre el acoso escolar  y el Ciberbulyling  para poder saber diagnosticar el problema y ponerse en marcha adecuadamente y no solo con el corazón destrozado por nuestro hijo… en la mano.

Debemos racionalizar la situación para que no acabe por romperse  sentimentalmente hablando el futuro de nuestros hijos.

“Ser padres es mucho más que tener hijos” y esta es una de las muchas pruebas del algodón a la que pueden verse sometidos los padres.

Por este motivo me gustaría haceros ciertas sugerencias orientadoras para trabajar juntos y con vuestra familia:

En cada caso de acoso escolar o Ciberbulling o ambas cosas a la vez,  hay siempre al menos 2 familias implicadas: La del acosador y la del acosado. Y en muchos casos también están implicadas las familias de los que  están guardando silencio y que sin ser la víctima saben y permiten lo que esta ocurriendo.

Es importante que consideréis que vosotros los padres,  podéis ser la familia de cualquiera de los tres tipos de actores : del acosador,  del acosado o del silente. Por muy duro que os parezca no os neguéis a admitir la realidad de que vuestro hijo pueda no ser el acosado sino ser el acosador o el que guarda silencio ante el sufrimiento de un compañero inocente.

Por eso es importante que habléis de todo esto también con vuestros hijos y los sensibilicéis al drama que pueden estar permitiendo, sufriendo o favoreciendo… Es importante que les generéis confianza para que os cuenten sin miedo que esta pasando por su  cabeza, cuerpo y corazón y prestarles toda la ayuda psicológica y afectiva que necesiten en vez de mirar a otro lado o enfadaros con el o con el colegio con lo que pueda estar ocurriendo.

Observa a tu hijo y distingue entre “típicas conductas adolescentes” o “conductas patológicas” para poder estar ahí… cuando más os necesiten:

  • Si cambia de carácter con más rapidez de lo habitual…
  • Si pierde,  le desaparecen  o se le rompen demasiadas cosas…
  • Si está más enfermo de lo habitual como motivos aparentes  para no ir al colegio…
  • Si se aísla en su cuarto o en el cuarto de baño demasiado tiempo…
  • Si no quiere salir a la calle…
  • Si deja de comer o come compulsivamente…
  • Si se ha vuelto agresivo al hablar con los suyos y con los amigos no habla…
  • Si tiene brotes de sudoración como si tuviera miedo o frío…
  • Si tiende a auto-lesionarse : dándose contra las cosas estáticas , golpeándose con cosas móviles o haciéndose pequeñas lesiones en su propio cuerpo…
  • Si descubres que llora a escondidas…

Todo esto lo suelen hacer los hijos muchas veces por su falta de seguridad en si mismos pero también y sobre todo porque

NO QUIEREN HACER SUFRIR A SUS PADRES…

CON LO QUE LES ESTÁ PASANDO A ELLOS”.

 estos dos grandes motivos les debilitan más aun en su grave situación de acoso escolar o ciberbullying y es por lo que entonces deciden  callarse y pensar que :

  • Ellos solos van a poder con ello.
  • Les da vergüenza reconocer a sus padres lo que le esta sucediendo.
  • Se sienten culpables de algunos de los motivos por los que les están extorsionando. (fotos comprometedoras hechas por ellos mismos y subidas a la red)
  • Temen una sobre-reacción por parte de los padres al pedirles ayuda…

Llevamos al menos 12 años de retraso en la búsqueda de eficaces  y adecuadas soluciones  al problema del Ciberbullying y el acoso escolar.

La solución no solo esta en la necesidad de control y de disciplina tecnológica en los centros escolares sino que también está en la necesidad de una necesaria educación cívica en “tolerancia cero con la violencia en el respeto a que las personas sean como sean” y por ultimo  pero no menos importante formar a los padres en la importancia de  fomentar  la comunicación afectiva de padres e hijos con protocolos de actuación dentro de las familias en relación con las nuevas tecnologías para que desde dentro de las familias se  favorezca de nuevo la vida en familia  con el roce y el cariño personal necesario que neutralice o anule la violencia digital de estos tiempos.

Aunque parezca duro decirlo es el momento de

 “Aprender a cuidar y amar a nuestros hijos en tiempos de violencia digital, como los de ahora”

Es importante que conozcáis y vuestros hijos conozcan la existencia del número de teléfono gratuito y confidencial de asesoramiento para los casos de Acoso escolar y Ciberbuying entre iguales:

116111

 




Adolescencia y violencia es cosa de todos

El acoso escolar es una manifestación de  violencia que afecta no solo al acosado sino a todos, porque el escenario emocional en un acoso contempla mas víctimas de las que se ven. Si siempre ha habido acoso escolar…

¿Qué nos está pasando ahora, para que el problema esté superando los limites normales de convivencia incluso llegando a la muerte por suicidio de nuestros hijos?
¿Por qué la educación de los afectos, la instrucción escolar y las nuevas tecnologías están llegando a ser irreconciliables?

El tema de la violencia tanto en la familia como en la escuela y la sociedad es un tema en el  que nuestro Gabinete Sophya tiene especial sensibilización ya que en todo momento nos interesa y preocupa mucho poder apoyar, asesorar y dar pautas para que sepan por donde empezar para hacer las cosas bien y atender las distintas caras que tiene el acoso escolar no solo en la escuela sino a través también de las redes  sociales más conocido como Ciberbulling

Por este motivo los pasados días 1 y 8 de Febrero asistimos a dos mesas debates que organizó la Fundación Mutua Madrileña y que se prepararon en relación con este tema que ineludiblemente es de gran interés para todos los padres y profesores  (ya en su día muchos de vosotros lo estuvisteis siguiendo en directo a través de nuestra pagina oficial de Facebook).

Podéis elegir vuestro mejor momento para escuchar el contenido de las mismas en alta calidad e incluso acompañados de vuestros hijos y así a través de un dialogo directo hacerles a ellos también participes de lo que se debate en las 2 grabaciones:


El cambio social y tecnológico que se ha producido nos está obligando a padres, profesores y sociedad en general a coordinar leyes y protocolos que protejan el ambiente contra la violencia hacia determinados adolescentes, pero no solo dentro del aula sino también fuera, en su entorno familiar y social.

Tenemos que dejar de mirar para otro lado… porque cada vez existen más protocolos de actuación suficientes que nos pueden garantizar  la salud física y psicológica de los hijos/alumnos tanto dentro como fuera del aula.

Antes se acosaba al alumno que tenia determinadas limitaciones estéticas o físicas (el discapacitado físico, el gordito , el de las gafas, el de las orejas grandes… pero hoy también se acosa al estudioso,  al responsable por “pringao”)

Hoy en día, el acoso puede convertirse para el niño o adolescente en una pesadilla con tintes de crueldad que la promueve uno o más líderes que se unen a unos” acompañantes silentes” para acosar a uno de fuera del grupo cerrado.

Hoy sabemos que realmente todos son igual de víctimas de la situación:

El acosador, los acompañantes silenciosos del acosador y el acosado

Hoy también sabemos que el acosado tarda entre 18 y 24 meses de media en decirle a sus padres y al colegio que le están acosando todos los días, con todas las secuelas que ello puede suponer para su futuro.

Los padres del acosado, en muchos casos por falta de información y por empatizar con el dolor de su hijo, no siempre tienen la calma necesaria al acudir al colegio a transmitir los hechos que su hijo esta viviendo y sufriendo.

Todos los colegios de manera habitual ya conocen y ponen en marcha los protocolos de actuación ya homologados para todos los centros porque son los primeros que no quieren tampoco vivir la situación que vive su alumno acosado y las posibles responsabilidades que se puedan derivar del acoso escolar dentro de su colegio.

No todos los conflictos dentro del centro son delito por acoso escolar por eso solo llevarán a la Fiscalía de Menores y se pedirá ayuda al  Cuerpo de Policía Nacional  los casos de acoso escolar probados por expertos en acoso juvenil y para eso también los centros escolares están preparados y saben cuales son los protocolos para ello,

“Ya que no todos los conflictos son siempre delito”

También se sabe que la solución para el acosado no está en cambiarle a otro centro escolar ya que se le victimiza mucho más y si su actitud no es realmente estable y fuerte puede que el mismo produzca “el efecto llamada” ante otro acosador.

Pero hoy ya todos sabemos que el acosado debería recibir terapia psicológica especializada. Para ello contamos con la ayuda de la más antigua y mejor Fundación española dedicada específicamente a ello y con gran proyección incluso internacional en la implantación de programas re-educativos con niños y adolescentes:

Fundación ANAR para ayuda a niños y adolescentes en riesgo

En el próximo post os hablaré sobre el acompañamiento del acoso escolar desde la familia y los posibles efectos sociales en vuestros hijos. Incluiré dos vídeos de dos intervenciones en dos casos de acoso escolar recientes que tanto la televisión como la prensa escrita quisieron hacerme una entrevista para darles mi opinión.

Si no sabes como detectar el acoso escolar a  tiempo, en el próximo post:

“Educar y amar en tiempo revueltos” donde te daré una  síntesis de las pautas intra-familiares que todos deberíamos saber.

” Ya nadie debe mirar para otro lado cuando un niño o un adolescente puede estar sufriendo acoso escolar”

 




II Encuentro de Verano para Jóvenes y Adolescentes 2015

Si tu hijo(a):

  • Te contesta mal
  • Discutís con frecuencia
  • Se ha perdido la confianza
  • Tiene un novio o amigos que no te gustan
  • Llega tarde a casa
  • No cumple con sus obligaciones.
  • No admite bien las normas de familia
  • Está pegado al móvil o al ordenador
  • No explota todo su potencial a nivel académico

Y a estas alturas del año ya no sabéis que hacer, ni él ni vosotros…

Te recuerdo que la adolescencia es un momento imprescindible para las familias, es tiempo para sembrar valores y  crecer en todos los sentidos: físico, intelectual, emocional y social.

Un año más os damos la oportunidad de que vuestro hijo crezca también por dentro y no solo por fuera.

Tenemos una buena noticia que comunicarte:

Por segundo año consecutivo volvemos a ofrecer a los padres  la posibilidad de que depositéis vuestra confianza en nosotros para que

“no tengas que preocuparte más por tu hij@, porque nosotros podemos ayudarte, ayudándole también a él…”.

Hay a ciertas edades y situaciones en las que los padres deben dejar que sus hijos entiendan que son ellos y no vosotros los que deben  tomar determinadas decisiones, de esta manera les estáis “obligando” a asumir responsabilidades como una parte mas de su educación en valores, para ello todo es mas sencillo si se les da la oportunidad de pasar por un proceso de aprendizaje de madurez y crecimiento personal.

Es  mejor que aprenda el proceso siendo él, ” el que haga pie en su piscina”  a que la vida le enseñe a que otros decidan por el lo que mas le perjudique o a que” la vida le enseñe lo que es la vida” sin proceso de aprendizaje y sin anestesia  para asumir las consecuencias de sus errores, golpes y límites.

“Que tu hijo aprenda a ser consciente de su proceso personal de mejora y madurez , es darle la oportunidad de poder ser más feliz que el resto…”

Es normal que los jóvenes ante su todavía incierto futuro, necesiten una atención diferente a la del resto de sus herman@s o una atención diferente a la atención que había recibido de vosotros hasta ahora. Dentro de unos límites, sus llamadas de atención son para los padres una señal de alerta que hay que saber descifrar a tiempo.

Sus llamadas de atención es seguro que pueden estar afectando directamente a su autoestima, y en ocasiones tanto  padres como  educadores pueden acabar generalizando las conductas de todos los jóvenes, diciendo que su conducta es por  ” rebeldía, apatía, indiferencia, irresponsabilidad e inconsciencia”.

Esta imperfecta interpretación de las conductas de los jóvenes por parte de los adultos que les rodean, suele generar  una gran tensión en el núcleo familiar, y en el mundo escolar y social.

A lo largo del Encuentro de Jóvenes se mostraran a todos los participantes, diversidad de técnicas que les llevarán a cada uno de ellos a vivir sus progresos como una reto diferente. A través de DINÁMICAS, DEBATES, PREGUNTAS “PODEROSAS”, VÍDEOS, pasaremos con vuestro hijo-a unas horas intensas e inolvidables.

Durante el tiempo del Encuentro de Jóvenes,  el protagonista no va a ser tu hijo tal y como tú le conoces, sino que a través de todas las actividades el protagonista es un joven descubriendo hasta donde llega su potencial desarrollo de su Crecimiento personal.

Se trataran de manera interactiva y reflexiva temas como:

  • su forma de divertirse.
  • su manera de entender el compromiso,
  •  su auto-conocimiento…

Es sin duda su  GRAN OPORTUNIDAD para aprovechar el  resto del verano y probablemente el resto de su vida….de una manera diferente a los demás y a lo que probablemente él esperaba hasta ahora de sí mismo.

El II Encuentro de verano para Jóvenes y Adolescentes se desarrollará como el año anterior durante los meses de Julio y parte de Agosto y de Septiembre del 2015.

Cada encuentro consta de 2 medias jornadas bien por la mañanas o bien por la tardes, con un total de  5 horas intensivas en grupos mixtos de 4 jóvenes, agrupados según las edades de los que asistan.

La especialista encargada del  Coaching educativo en valores de este II encuentro de verano para jóvenes y adolescentes se llama

Sara Molina (titulada por WECOACH MADRID).

Para recibir información del Calendario de los cursos, horarios y precios por favor escribirnos al mail: info@sophya.es.

O bien  llamando al teléfono 91.6391449 de Lunes a Viernes en el siguiente horario: 9:00 a 14:00 y de 15:00 a 18:00 (Preguntar por Angela Calmet)