Aprender desde la infancia a discutir sin tener que pelearse

 

"La gente suele pelear en general, solo porque no puede discutir" (Gilbert Keith Chesterton)

A discutir bien o a pelear se aprende desde la infancia. ¿En tu infancia, como eran los que fueron tu modelo de convivencia a seguir?

Y ahora, que tu puedes ser el modelo de otros ¿cómo te comportas?, ¿eres una persona que sabe discutir o pasas directamente a la pelea?

  • Discutir tranquilamente no es lo mismo que pelear.  Ante una misma persona y/o circunstancia, el tema a tratar importa mucho menos que tu actitud.
  • Discutir tranquilamente te permite ser amable con el otro, si te peleas te consientes poder ser un borde.
  • Discutir te permite acabar "en tablas", mientras que pelear solo te deja hacer un  "jaque mate".
  • Discutir  te permite mantener un diálogo oscilante y plural, pelear consigue que acabes arrojando tus palabras contra el otro por fijación.

 

La solución a un conflicto o problema suele ser más fácil de lo que parece, porque depende casi en exclusiva de la actitud personal más que de las aptitudes intelectuales tuyas o de los demás.

 

Ante un conflicto la buena actitud simplifica cualquier acuerdo o solución. "La simplicidad es complejidad RESUELTA"  (Issey Miyake)

 

De hecho una vez resuelto el problema, te parece que el tema se fue complicando  sin necesidad y el ambiente familiar se desequilibró, haciendo que al final no existiera proporción entre el disgusto, la gravedad del problema y la solución.

La vida es más sencilla y fácil desde la sencillez de sentimientos, la tranquilidad personal y la fe en los buenos frutos del diálogo, por eso es mejor evitar los conflictos, que luego tener que arreglarlos:

 

Vivir en familia entre barricadas es una forma de convivir que no favorece a nadie y perjudica a todos

 

Enseñar a discutir a nuestros hijos desde pequeños, como modelo de comunicación familiar y no de permanente enfrentamiento, es la mejor herencia que les puedes dejar a los tuyos.

 

Cuando creas que debes discutir, no te olvides de que al hablar debes:

  • Mirar siempre a los ojos de la otra persona.
  • Permanecer lo suficientemente cerca de la otra persona que para hablar no necesites gritarle.
  • Esperar siempre dos segundos,  antes de contestar a la otra persona, este tiempo evitará que le cortes mientras él habla.
  • No tener nunca en las manos algo con lo que puedas amenazar, golpear o lanzar a la otra persona.
  • Pedir un tiempo al otro de tregua y reflexión antes de seguir discutiendo, para entonces responder a las diferencias con nuestra cabeza y  corazón y no con nuestro hígado.

 

"La gente suele terminar por pelear en general, porque no sabe discutir" (Gilbert Keith Chesterton)

image_pdfimage_print

No hay comentarios

Agregar comentario